martes, 12 de octubre de 2021

Morante en Sevilla (III) ¡Que calle la música!

 Por Jose Morente

Morante (con razón) se encara con el Director de la banda de música de la Real Maestranza


Es cosa sabida (y juzgada) que la banda de música de Sevilla toca de forma aleatoria y arbitraria. Que la música suena en la Maestranza cuando a su director le parece y le apetece. Sin criterio aparente, pues suena a veces de forma cuasi inmediata y, en otras ocasiones, los primeros compases musicales se demoran hasta mediados o finales de faena.

Hace unos año, estando en activo, el Fundi se hartó de tanta guasa de la mala y de tan injusto e inexplicable proceder y mando callar a la banda cuando pretendía iniciar un tardío pasodoble.

Esta feria de San Miguel hemos visto a Morante encararse también con la banda y callarla por lo mismo. 

Toreaba el de Puebla a un buen toro de Juan Pedro, con profundidad y verdad, citando muy enfrontilado, en una faena de mucho valor y entrega (todas sus faenas este año han sido de mucho valor y entrega) sin que al director de la banda aquello le pareciera de mérito alguno. Por eso, cuando a regañadientes en las postrimerías del trasteo ordenó tocar la música, Morante se engalló y les mandó callar con la aquiescencia de todos los aficionados del tendido.

Una plaza de toros es el espacio más democrático que tenemos. No tiene sentido que el criterio de un solo individuo (en este caso el director de una banda de música) pretenda imponerse al de toda una plaza. No solo porque esos espectadores han pagado religiosamente su entrada (y la banda está y debe estar a su servicio y al servicio del buen fin del espectáculo) sino y sobre todo porque en el ruedo un hombre se juega la vida y eso merece cuando menos respeto.

La afición de Sevilla aplaude el gesto de Morante



No hay comentarios: