viernes, 1 de febrero de 2013

Tauroteca (I) El paseíllo de José Tomás en Nimes

Por Jose Morente

 

El paseíllo de José Tomás en Nimes el pasado 16 de septiembre (Fotografía agencia EFE)

Nota:

La presente película de nuestra peculiar Tauroteca se ha preparado para la introducción a una charla compartida, mano a mano, con mi amigo y compañero  Ignacio Jauregui y que se celebraba en el Colegio de Arquitectos de Málaga ayer jueves, 31 de enero.

Dicha charla se ha programado dentro del magnífico ciclo que, sobre Ópera, organiza Ignacio junto con nuestro también compañero y amigo Pepe Oyarzábal. A ambos (y a la Junta Directiva del Colegio) gracias por su invitación y acogida.

 

310009_412489588835668_1426851385_n

Tardes de Ópera en el Colegio de Arquitectos de Málaga. El banner de la charla sobre Carmen anuncia el mano a mano (aunque el tarjetón diga otra cosa) con mi amigo Ignacio Jáuregui

Un paseíllo emblemático

Si en la historia del toreo ha habido un paseíllo emblemático, ese es, como nos recordaba hace muy poco Luis Miguel López-Rojas, el que José Tomás hizo en Nimes el pasado 16 de septiembre a los sones de la Obertura de la Ópera Carmen de Bizet.

Hemos preparado una pequeña película para engrosar nuestra particular Tauroteca a partir de imágenes y sonidos que circulan libremente por la red (todas las películas utilizadas están en youtube).

El sonido de ambiente, en directo, es de la película rodada por el aficionado Javier Vila y que él ha titulado “El mejor paseíllo de la Historia del Toreo”. Como Javier (al que no tengo la suerte de conocer) estaba justo encima de la Puerta de Cuadrillas/Toriles, o sea muy cerca de la Banda de Música, el sonido es francamente bueno.

Por lo que respecta a las imágenes que vamos a ver, proceden fundamentalmente del video de otro aficionado que también tuvo la fortuna de asistir a esa histórica corrida: Maurice Deleuze. Esa magnífica filmación también está en youtube con el titulo de “José Tomás. Solo a Nimes”.

He completado el montaje con algunas otras imágenes del video de Informe semanal de TV1 e insertado al principio una espectacular foto fija de Alain Colombaud, del Coliseo nimeño a vista de pájaro, en el momento central del espectacular paseo del torero y sus cuadrillas. Fotografía que hemos conocido gracias a la perspicacia y buen tino de Juan Medina pues la vi publicada por primera vez en su “Escalafón del aficionado

La imagen y el sonido (salvo la ralentización final), están en tiempo real. Pido atención a los ritmos de la música y su ajuste, espontáneo pero con resultado milimétrico, con los tiempos del desfile.   

Creo que pocas veces en la historia del toreo, se ha podido ver en una plaza de toros un paseíllo con un sentido tan acusado de su significado ritual y al que los protagonistas y el mismo público hayan concedido tanta importancia como a este paseíllo de José Tomás en Nimes, el día 16 de septiembre de 2012.

Lo vemos.

 

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Difficile d'imaginer paseillo plus émouvant. Chair de poule et larme à l'oeil! Et ce n'était que le début...
Jack C.

Jose Morente dijo...

Jack C.

Effectivement, se nétait que le debut

Lo que vino después fue algo dificil de narrar

Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Siento no estar de acuerdo. Para mí, la de "Carmen" no es una música ni seria, ni taurina. El hecho de que los franceses batan palmas al ritmo de los compases de la obra de Bizet es bastante circense, por no decir gringo.
Mil veces preferible el pasodoble "Cielo Andaluz" de Rafael Gascón, con el que se parte plaza en La México; o el pasodoble "Maestranza" con el que se inicia el festejo en la plaza homónima. Claro, la cosa era haber estado allí para ver a Pepe Tommy, y en ese caso quizá hasta me hubiera puesto la piel de gallina la chabacana obertura del viejo don Georges. Un abrazo, mi querido Jose. Gastón Ramírez.

félix rubio lorente dijo...

con el debido, al respecto¡¡¡
todas la culturas y tradiciones, tienen una forma distinta de interpretar sus emociones y constumbres, creo que este paseilllo, presumiblemente celestial e historico,no son estos los acordes de mi mejor devocion y emocion¡¡no corresponden sin compa aplausos,inoportunos y fuera de la sacristia respetuosa de una gran figura del toreo universal¡¡en una de las corridas mas importantes del siglo xx1, mientras no se demuestre lo contrario¡¡¡

Jose Morente dijo...

Gastón:

La costumbre de batir palmas al compás de la música es evidentemente chocante para nosotros pero la corrida no se celebraba en México ni en España sino en Francia. Respetemos pues sus costumbres (aunque no nos gusten) igual que ellos respetan (han dado muestras probadas de hacerlo) las nuestras hasta el punto de declarar los toros "patrimonio cultural inmaterial francés" algo que no hemos sido capaces de conseguir aún ni mexicanos ni españoles.

Por lo que respecta a Carmen y sin discutirle sus preferencias personales (magníficas por cierto) creo conveniente recordar que el pasodoble responde a un compás de dos por cuatro. Muy apropiado para un desfile militar pero adecuado al toreo posiblemente sólo porque ya tenemos el oido hecho... Como lo tienen los franceses a la obertura de Carmen en su plaza nimeña.

Un abrazo

Jose Morente dijo...

Félix

Como usted dice, cada cultura tiene su forma de expresar sus emociones y costumbres.

No creo, por ello, que las palmas a compás estuvieran fuera de lugar en esa corrida histórica que, por suerte para nosotros, ambos pudimos disfrutar pues a fin de cuentas esta corrida se celebraba en Francia (no en España ni México como ya le indicaba a mi amigo Gastón).

Un cordial saludo

Medina dijo...

Toros, ópera, fotografía... Cuando el arte es güeno de verdad, inspira de todo.

El "significado ritual" de esto que nos gusta tanto, lo personifica como nadie en nuestra época José Tomás. Y saber que uno lo captará y lo sentirá en sus entrañas cuando va a verlo, creo que es lo que atrae a tanto público, aficionado o no a los toros, pero "humanos", no animales, necesitados del rito para explicarse, consolarse y tirar pa`lante.¡No es el marketing! ¡Es el rito, estúpidos!

Un abrazo, Jose.

Jose Morente dijo...

Juan:

Pues eso: EL RITO.

Con eso creo que está dicho todo.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Y el paseillo de Castaño en el mismo Coliseo de Nimes en su encerrona con los Miuras el 26 mayo 2012 no era digno de iguales (o mayores) alabanzas?
No sè si faltaba "marketing" pero el "rito" era igual...
De todas formas de acuerdo con Gastòn: para mis personalisimos gustos esa "overture" me resulta un poco chabacana (y no me refiero a este caso, sino a todos los que allì he vivido), aunque esa musica es bastante acorde al tipo de plaza y publico.
Pero no en todas las plazas de Francia es asì.

Un abrazo,
Paolo

Jose Morente dijo...

Paolo:

Por desgracia no tuve la fortuna de poder asistir a la encerrona de Javier Castaño en Nimes con los Miuras algo que -hay que decirlo en voz alta- pocos, muy pocos, toreros han sido capaces de hacer en la historia del toreo.

El tema es que para una charla sobre la Ópera Carmen en el Colegio de Arquitectos de Málaga, a mi compañero Ignacio Jauregui, con quien compartía mesa, se le ocurrió que sería interesante utilizar el sonido en directo de un paseíllo en Nimes para ilustrar la Obertura de Carmen y como yo tuve la suerte de asistir a esa corrida y además en Internet había información suficiente de la misma pude montar esa película .

Posteriormente, me pareció interesante publicarla en el blog pues, como testigo presencial, puedo asegurar que refleja fielmente el ambiente que se vivió en la plaza y la grandeza que el torero supo conferir a ese inicio de corrida. Algo que se hubiera quedado en nada si luego no lo hubiera refrendado, toro a toro, en los seis que lidió.

Un fuerte abrazo