martes, 24 de mayo de 2016

Ya tengo otro torero. Paco Ureña

Por Jesús Triana

Natural de Ureña, el domingo en Madrid a un toro de las Ramblas (Fotografía El Mundo)

LRI me ofrece la alternativa y yo como Camará con Gallito, aceptó el reto pero, como decía Gallito: "confiando más en la benevolencia del publico que en mis propios méritos"

Mi motivo es Paco Ureña. Yo no creía en él, no era uno de mis toreros. Sólo por el crédito que me merecen algunos buenos aficionados como Fermín Merino, empecé a verlo buscando esas cualidades que ellos me resaltaban y que yo no había sido capaz de apreciar.

Y, por fin, lo vi....y estoy lleno de emoción.

Fuera de las corridas duras, con toros muy variados, no sólo se ha mantenido fuerte, sino que ha aportado otras dimensiones de su toreo: Calidad. Un concepto clásico tanto con el capote como con la muleta en toda la variedad dentro de los cánones. Toreria en su manera de andar por la plaza y metiéndose en los cites. Personalidad, afición y superación. Y, lo que es cualidad de figura, conexión con el tendido. 

He gozado mucho su toreo en la plaza y, lo que es más importante, me ha dejado mucho poso... lo pienso y lo siento, días después. 

Ya tengo otro torero. Gracias.

La entrega de Paco Ureña se ha puesto de manifiesto en las Ventas en los riesgos asumidos que se han traducido en varias cogidas (Fotografía de Mundotoro)

Nota de LRI. 

El otoño pasado Paco Ureña impactó en las Ventas. Yo lo ví. Este año, en sus dos corridas de Feria (en la segunda actuó convaleciente de cogida) han acentuado y reforzado su comunión con esta plaza. Una comunión cimentada en la infinita entrega del murciano. 

Un buen aficionado afincado en Madrid, Jesús Triana, describe lo que, para él, ha sido una revelación. La revelación del buen toreo de Ureña. Una revelación compartida con el resto del público venteño. Y que, ahora, comparte con nosotros.


6 comentarios:

Jezu Buda dijo...

Yo me considero aficionao de Sevilla, de los silencios sabios de mi Maestranza y discípulo de los toreros viejos de allí.

CEPO GORDO dijo...

Viendo torear a Ureña he visto por fin momentos que solo había leído... de frente, coloación en el viaje del toro, muleta tirando del animal de dentro afuera, etc. No quiero decir que no lo haya visto antes, por supuesto, pero mi sensación como modesto aficionado de limitados conocimientos es que, como tónica general, predomina más un toreo más depejado, más alejado del viaje del toro, más ventajista, incluso con animales que no lo necesitan, un toreo de poco mando, que se acopla a una arrancada del toro sobre la que no manda en absoluta. En fin. hay que desear que Ureña siga toreando así y que surja la emulación.

Jose Morente dijo...

Jesús Buda:

Sevilla, con todos sus defectos, sus manías y sus filias y sus fobias es un oasis ejemplar comparado con algunas otras plazas.

Un saludo

Jose Morente dijo...

Ureña:

NO creo que el éxito de Ureña se deba a su ajuste a los cánones de los sectores radicales del toreo (eso explicaría su éxito entre esos sectores pero no en el resto de los aficionados) sino en su entrega sin limites.

No es tanto el "como" torea sino la sensación de riesgo, de ventajas al toro, de estar en la cuerda floja, que transmite cuando torea, la que emociona a los públicos.

En Madrid, no sé si en el resto de plazas, gusta el torero que se siente o presiente a merced del toro, el que torea en el filo de la navaja. Quizás por eso los toreros técnicos y mandones no gustan ni una pizca en esta plaza. Y quizás por eso esa critica encubierta que usted hace al toreo más seguro, más técnico, que a usted le parece o califica de ventajista. Calificativo que no comparto aplicado como hace usted de forma tan general e indiscriminada.

Pero esto es sólo mi opinión.

Un cordial saludo

Anónimo dijo...

Gracias por su comentario y sobre todo por su blog que es magnífico. El tema de fondo es la eterna discussion. A ver si un poco más adelante soy capaz, con un poco de tiempo, de darle mi punto de vista. Por lo que yo he podido ver esa sensación de riesgo que emociona tiene bastante que ver con todo se coloca, pero como muy bien dice usted es solo una opinion. En todo caso, que estemos opinando es lo que manteniene viva la fiesta, la polémica. Creo que era Fernandez Salcedo el que decía que la monotonía era la gran enemiga de los toros. Habra que estar agradecido a Ureña, aunque solo sea por esta efervescencia que provoca. Gracias de nuevo y enhorabuena por la Razón Incorpórea.

Jose Morente dijo...

CEPO GORDO:

En efecto, lo interesante como dice es la variedad que propicia el debate que es, a fin de cuentas, la sal de la fiesta.

Sobre Ureña, igual que sobre cualquier torero, podríamos estar discutiendo sobre que es lo que más llama la atención del público. Cuales son los matices de su toreo que provocan la emoción indiscutible que provoca.

Doy por hecho que el cite de frente (yo por razones que no vienen al caso prefiero el cite de perfil) emociona más al aficionado (no digo al público sino al aficionado) quizás porque le evoca tiempos antiguos del toreo donde sólo ya el hecho de enfrentarse al toro tenía una enorme carga emotiva. Hoy. creo que es la longitud del muletazo lo que más unanimidad provoca en la mayoría de las plazas (puede que Madrid sea la excepción). Pero en cualquier caso, se toree de frente o de perfil o de tres cuartos, lo importante es la entrega del torero o su firmeza. El riesgo que asume o las capacidades que demuestra.

En esas dialécticas anda encerrado el toreo y en eso debates andamos entretenidos los aficionados.

Bien está.

Un cordial saludo.