domingo, 18 de diciembre de 2011

Villancicos flamencos (III) San José ha tomado celos

 

1970-00-00 Rafael Romero 02

Rafael Romero. Estampa de gitano elegante y con señorío natural.

Rafael Romero, gitano de Andújar (Jaén), es una de mis debilidades flamencas, entre otras cosas porque tuve la oportunidad de oírle (y tratarle) bastantes veces en el Madrid de finales de los años 70.

Elegante y educado, cantaor de gusto exquisito, flamenco internacional (estos Villancicos se editaron en Francia), es un verdadero lujo oírle cantar.

 

13364526[1]

Nochebuena de Andújar. Rafael Romero con la guitarra de Andrés Heredia. VOGUE-CONTREPOINT MC 20.095 (1955)


Están haciendo un convento
detrás de Sierra Morena
están haciendo un convento
todo de piedra labrada
para el Santo Sacramento
todo de piedra labrada
para el Santo Sacramento

Esta noche le ponen al niño
mantillas y pañales
faja y faldellín
porque vienen los fríos de enero
y el Rey de los Cielos
se quea sin vestir
porque vienen los fríos de enero
y el Rey de los Cielos
se quea sin vestir

(Voz: ¡Ay, Viva Andújar!
¡Pá la Virgen de la Cabeza!
¡Vamos!)

Y tendiendo en el romero
la Virgen está lavando
y tendiendo en el romero
los pajarillos cantando
y el agua se va riyendo
los pajarillos cantando
Y el agua se va riyendo

¡Oh mare María!
¡Oh mare de Dios!
¡Noche de maitines
pariste a Dios!

San José ha tomado celos
del preñado de María
y cuando nació el cordero
la baba se le caía
y cuando nació el cordero
la baba se le caía

Agacha la rama
y coge limones
y dale a la Virgen
de lo más mejores

¡Que sí, que no!
¡María se llama
La Madre de Dios!

Si no me das vino
no te doy licor
ni te canto coplas
del niño de Dios

Si no me das vino
no te doy licor
ni te canto coplas
del niño de Dios

Dale vuelta al bombo
verás como suena
las campanillitas
de la Nochebuena

¡Que sí, que no!
¡María se llama
la Madre de Dios!

1 comentario:

Maria dijo...

La verdad que es un lujo(como tú bien dices) escuchar éste precioso Villancico, y sobretodo interpretado por éste gran cantaor.Gracias por ésta maravillosa entrada.