jueves, 18 de diciembre de 2014

Morante (III) De torerito a torero “de época”

Por Paco Carmona

17

Morante de la Puebla, el torerito que ha acabado por ser un torero de época

 

La evolución de Morante ha sido lenta pero constante, impensable.

Ya pocos se acuerdan de su paso por Madrid de novillero, ni del zapato de Arnedo, ni de de su primera Puerta del Príncipe con la de Manolo González o de sus números a finales del siglo XX.

 

41

Morante pudo haberse quedado en un torero artista , pródigo en detalles pintureros, igual que tantos otros. La suerte para nosotros es que no se conformó con ese rol.

Morante lleva de Matador de Toros casi veinte años y al menos 15 de Figura del Toreo, se dice pronto. Si eso no es ambición que venga Dios y lo vea. Morante se ha criado en el medio, ha triunfado en él sin adaptarse, haciendo de su carrera su propia vida.

10841535_10205373071391532_174500668_n

Morante lleva casi veinte años de matador de toros y más de quince de figura del toreo

Es el artista más grande que yo haya visto en una Plaza de Toros, tanto en persona como en video, que ha sabido reinventarse a si mismo gracias a su infinita vocación y a su incalculable ambición artística. Un loco del toreo, un grandioso aficionado y un estudioso de sus mayores. Hace muchos años decidió aprender el oficio y la técnica y no quedarse en la larga lista de "buenos toreros" que ha dado la ciudad hispalense.

11

Hace muchos años que Morante decidió aprender el oficio y la técnica

Siempre que repaso la vida y obra de José Antonio me siento un poco más valiente, porque Morante es un claro ejemplo de que el valor se aprende, se educa y se trabaja. Hay un valor innato, que nace de la persona, de su corazón. Pero hay un valor también real, que te lo da el tiempo, el trabajo, la constancia, la perseverancia y la fe. Porque en Morante el toreo es religión.

1378579833849

Hay un valor también real que lo da el tiempo, el trabajo, la constancia, la perseverancia y la fe. La fe pues, en Morante, el toreo es una religión

(Vieja estampa de torero valiente. Morante banderilleando en silla en la Goyesca del año pasado. Fotografía de La Opinión de Málaga)

Este genio no ha querido quedarse en ser otro Hijo de un Dios menor. Su toreo ha ganado con el tiempo en profundidad, verdad, compromiso...

Morante pasó hace ya muchos años de mirarse en la Historia a torear para ella.

 

1378576276535

Como decía Eugenio D’Ors “Todo lo que no es tradición es plagio”. Un axioma que Morante cumple al pie de la letra (Fotografía de la Opinión de Málaga)

 

(continuará…)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Efectivamente ese "sanbenito" de la pintureria era un topico que a medida que ha pasado el tiempo ha ido desbaratando...
Respecto lo del valor, en una ocasion dijo el de La Puebla que le daba mucha confianza, para pasmarse..., salir despues de Jose Tomas...al ver lo que ese torero hacia con los toros...
Enhorabuena por el "fichaje" Morente...un crak. Sin duda.
Alberto Marcos Morante

Jose Morente dijo...

Alberto Marcos Morante:

En efecto, el fichaje es de altura, tanta como la del Morante de nuestros días.

No conocía esa declaración del torero de la Puebla sobre el valor. Me ha resultado sumamente instructiva. En mi opinión muy atinada su postura.

Un fuerte abrazo

jose juan jimenez dijo...

SIN DUDA ALGUNA YA ESTA ENTRE LOS INMORTALES DE LA HISTORIA,Y LE QUEDA MUCHA CUERDA ,SI ALGO HAY QUE REPROCHARLE SON LOS ENCASTES QUE MATA .PERO ESO PASA CON TODOS ,GRACIAS PACO CARMONA Y JOSE MORENTE..

Jose Morente dijo...

jose juan jimenez:

Entiendo las razones por las que Morante elije las ganaderías que elije pero evidentemente me gustaría verlo con un abanico más variado de encastes.

Y el tema es que capacidad no le falta como se comprobó en el mano a mano del Cid con los Victorinos en Sevilla.

Un cordial saludo

Alejandro Romero dijo...

Morante sintetiza todo el siglo XX, adaptándolo al XXI. Torero importantísimo, muy por encima de etiquetas facilonas, como la de pinturero, o torero de arte. Un privilegio de nuestros días.

Jose Morente dijo...

Alejandro Romero:

Ha resumido usted en dos líneas la enorme importancia de este grandioso torero.

Gracias y un cordial saludo