martes, 2 de julio de 2013

La tauromaquia práctica de José Miguel Arroyo “Joselito”

Por Jose Morente

 Joselito retrato (De Joselito. Punto y seguido) 001

José Miguel Arroyo “Joselito” cuando toreaba en las plazas con capote y muleta. Ahora “toreaexplicando el toreo.

 

Quienes de verdad pueden hablar de toros son los toreros

Gregorio Corrochano en su libro ¿Qué es torear? ponía el dedo en la llaga sobre lo difícil que es hacer crítica de toros y es que opinar sobre los toros, desde el asiento de un tendido, es muy complicado.

Según Corrochano, en los toros siempre falta :

“el objeto de referencia. Todo ha pasado. No queda rastro de la corrida. Alguna fotografía aislada, como documento de autenticidad,  refleja, si acaso, un momento, un detalle, siquiera una suerte completa. Apoyamos la razón en lo que vimos y ya no vemos. Lo que se ve varía con el punto de vista, con la mirada y con lo que hay detrás de la mirada. La buena o mala disposición del que mira. La intención”.

:Y añadía que:

“En Tauromaquia nunca se sabe si lo que se dice es verdadero, aunque todos creen conocer la verdad. ¿Es que yo estoy seguro de lo que digo?¿Si no lo estoy porqué me atrevo a definir?”

Lo que en el fondo viene a ser lo mismo que decía Pepe-Hillo, torero al que Corrochano citaba en apoyo de sus opiniones. Decía Hillo en su tauromaquia:

“(…) sin esta experiencia, adquirida con la práctica, y no la especulativa, no es posible acertar, de aquí es, sin duda, que aunque alguno haya tenido sus pujos de escribir del toreo, no se atrevería a avanzar esta empresa como insuperable, por falta de los conocimientos prácticos

Y aunque, hoy, el video presta impagable ayuda pues fija lo que la memoria no pudo retener, nuestra tesis sigue vigente (nuestra y de Pepe-Hillo) y es que, escribir de toros es muy complicado (aunque somos muchos los que hoy nos atrevemos) pues nunca se tiene certeza de que lo que se dice sea cierto (al menos, no se debería tenerla, como señala Corrochano) y, por ello, quienes de verdad pueden hacerlo, con un mínimo de conocimiento de causa son los toreros, pues sus conocimientos son prácticos y no especulativas como la de quienes somos meros aficionados.

El problema es que no es fácil que los toreros, además de experiencia, tengan capacidad didáctica ni verbo fluido. Por ello, cunde la sospecha (más bien certeza) de que las viejas tauromaquias aunque firmadas por diestros de tronío fueron, en realidad, sólo inspiradas por ellos.

Una sensación similar a la que a mí me producen también los textos, más recientes, de Domingo Ortega (en sus dos Conferencias madrileñas), Marcial Lalanda (en la Tauromaquia que le publicó Espasa-Calpe) o Rafael Ortega (en su libro el Toreo Puro) donde nunca sabremos donde acaba el discurso del torero y donde empieza el de quienes transcribieron sus opiniones o les ayudaron a expresarlas.

paquirribautizo_cadiz

Las opiniones de los toreros nos han llegado posiblemente mediatizadas por sus transcriptores como es el caso de Ángel Fernández Mayo con Rafael Ortega. En la fotografía de la web “Cosas de Cádiz”, imagen del bautizo de uno de los hijos de Rafael Ortega que fue apadrinado por Francisco Rivera “Paquirri” quien acompaña al maestro de la Isla con algunos miembros más de su familia, entre ellos su hermano el también torero Riverita.

Pero cuando llegamos al toreo actual, la cosa cambia. Y es que aquí ya no se trata de textos escritos o conferencias leídas sino de testimonios directos y recientes de toreros de ahora (como Francisco Ruiz Miguel en Madrid en el Aula Cossío de las Ventas invitado por la peña “Los de José y Juan” y magníficamente presentado y acompañado por Rafael Cabrera Bonet o Fernando Cámara en la Peña Capote Grana y Oro de Fuengirola). Toreros con capacidad de torear pero, también y sobre todo, con capacidad de hablar de toros con claridad y seguridad y, lo que es mejor, sin dogmas ni tópicos..

 

jOSELITO (foto Toroprensa.com)

El Joselito de ahora, habla mucho… y bien de toros (Foto de Toroprensa.com)

 

Sin tópicos ni dogmas, habla José Miguel Arroyo “Joselito”

Uno de los toreros que más habla, hoy día, es José Miguel ArroyoJoselito” y eso que, como persona, es más bien tímido y discreto.

Voy a transcribir algunas de sus opiniones sobre el toreo, recogidas en el libro que le dedicaron José Joaquín Gordillo y José María Sotomayor y publicado en Espasa Calpe, porque merecen la pena.

Y es que Joselito que, entre otras cosas, es un torero fuera de toda sospecha, habla de toros con mucha claridad y, sobre todo, con mucha valentía. La misma valentía que derrochaba como torero y que le hizo enfrentarse al sistema él solo.

Joselito Punto y seguido Portada 001

Portada del libro “Joselito. Punto y seguido” de Joaquín Jesús Gordillo y José María Sotomayor (Madrid, Espasa.Calpe, 1ª ed., 1999) y en el que José MIguel Arroyo explica las reglas del buen toreo. 

Sobre tópicos y dogmas, dice –literalmente- Joselito:

“En el toreo lo que para mucho son dogmas, para mí no pasan de ser tópicos como, por ejemplo, la utilización del pico de la muleta, el cruzarse o no y el cargar la suerte o echar la pierna adelante

¿El pico de la muleta?

Sobre el pico de la muleta dice el maestro José Miguel Arroyo:

“Esta mal utilizar el pico y no se debe admitir si con ello echas el toro para afuera. Pero si te pasas al toro muy cerca no se puede considerar como una ventaja.

Además, la posición natural de la mano y del brazo obligan a que el engaño se presente formando un ángulo, lo otro sería adoptar una posición forzada. A veces se utiliza la muleta plana para tapar la cara del animal, para echarle hacia afuera, dejarle pasar y, a la vez, salvar antes la embestida”.

J. M. Arroyo Muleta 011

Que el toreo se hace con el “pico” de la muleta es una evidencia aunque muchas veces se utilizan curiosos eufemismo (la parte de allá”, los “vuelos”,…) para no nombrar la palabra “pico, La cuestión está en si el “pico” se utiliza para echarse al toro fuera o para traérselo hacia dentro. Hay radica la gran diferencia

 

Cruzarse o no cruzarse. That is the question    

Y continúa, espléndido, José Miguel Arroyo:

“Respecto del tema de cruzarse o no, debo decir que hay momentos en que el animal, aunque te coloques al hilo del pitón, embiste sin problemas; si te quisieras cruzar, te meterías en su camino natural y te atropellaría.

Cuando el animal se para, a lo largo de la lidia, entonces si que hay que cruzarse poco a poco, irse al pitón contrario para buscar el sitio y la distancia desde la que va a aceptar el engaño.

 

1996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 101996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 111996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 121996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 131996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 141996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 151996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 161996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 171996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 181996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 191996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 201996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 211996-05-02 Madrid 6 toros cite natural 21b

Después del primer natural el toro se para, Joselito recupera la posición, retirando la muleta de la cara del toro y avanzando al pitón contrario, con pasitos laterales, hasta que el toro le responde al cite.

Y remata José, señalando que todo lo que haga en la plaza debe estar en función de las condiciones de los toros (tal y como decía el Papa Negro en la cita que encabeza el ladillo de este blog):

“La conclusión clara es que en la lidia mandan el toro y sus cambios, no hay que cruzarse por sistema ni, mucho menos, citar siempre al hilo del pitón

Una duda razonable, resuelta

Y aquí, a mí, leyendo estos textos del magnífico torero de Madrid, me asalta una duda razonable. ¿No estaremos otra vez leyendo la opinión, no de Joselito, sino de su transcriptor Joaquín Jesús Gordillo?

Por suerte, tenemos la respuesta. Respuesta que viene de la mano de un vídeo colgado en youtube (aunque no sé, tal y como anda youtube, hasta cuando).

En ese vídeo, Joselito explica su toreo de muleta. Y lo explica delante de una becerra en un tentadero. Una clase teórica que es, a la vez, práctica.

No estamos ante el discurso tópico y especulativo de ningún aficionado de tendido sino ante las reflexiones de un torero, adquiridas con la práctica (como quería Hillo) y expresadas justo en el sitio donde los toreros reflexionan: En la cara de las reses.

No hay más verdad que esa.

 

Joselito-muleta

Postdata:

Para quien tenga tiempo aquí está el enlace a los videos completos con la Tauromaquia de Joselito: Parte 1 y Parte 2.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias José para rescatar ese video y compartirlo.
Como bien dices, "no hay más verdad que esa", la que dice un torero (y qué torero!) despuès de expresarla y vivirla en el ruedo.
Yo todo lo que dice en este video Joselito se lo escuché decir en una conferencia aquì en Milan que me marcò mucho en mi manera de ver el toreo.
Asì que ahora comparto cada una de sus palabras (y las tuyas)

Abrazos

paolo

Anónimo dijo...

Evidemment, ce sont des analyses essentielles que nous livre ici Joselito. On ne peut que regretter que si peu de toreros nous donnent leur point de vue sur ces sujets. Nous verrons partir des toreros qui auront fait l'histoire sans que nous ayons leur version de ces thèmes fondamentaux, leur vision de leur art. Merci, Joselito, de parler, merci, José, de nous le faire entendre.
JCoursier

Jose Morente dijo...

Paolo:

Está bien que los aficionados tengamos criterio propio pero "escuchar" lo que dicen los toreros me parece la "asignatura pendiente" que aún tenemos muchos de nosotros. Tú ya la has superado. Yo estoy en ello...

Un abrazo

Jose Morente dijo...

J. Coursier:

Si, es cierto, no hay muchas ocasiones de escuchar las opiniones de los toreros pues no muchos de ellos se atreven a hablar libremente de toros.

Por eso, iremos procurando traerlas por aquí, poquito a poco.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Qué alegría es encontrar José que admiras el toreo de Joselito, es una de mis debilidades.Qué manera de explicar con palabras y acciones su forma de ver el toreo. Un torero grande que siempre ha hablado en la plaza y que ahora habla a través de sus toros y conferencias. Torero que llevó las corridas de 6 toros a sus cotas más altas.
Totalmente de acuerdo en lo de cargar la suerte y utilizar el pico de la muleta, lo importante es pasarse el toro cerca y acompañarlo en su embestida, toreándolo templado y a compàs de su embestida.
Está claro que este verano los aficionados tenemos una lectura obligada un tu blog, como siempre muy interesante.
Un abrazo y espero que nos veamos más pronto que tarde.
Fdo:
José Sevilla.

Jose Morente dijo...

José Sevilla:

Vi a Joselito torear de becerrista en la Venta del Batán en Madrid cuando estaba en la Escuela Taurina, luego de novillero en las Ventas (por cierto, una de las veces con una corrida preciosa pero infumable de Pablo Romero), luego el Festival de Nevado del Ruiz donde alternó con el Cordobés y Antoñete y que supuso su descubrimiento por gran parte de la afición madrileña. Curiosamente, no vi su alternativa en Málaga pero si su confirmación en Madrid de manos de Curro Romero y con Ojeda de testigo. Parece que estuvo un pelín chuleta en la ceremonia (genio y figura) y cortó una oreja en uno de sus toros.

Le ví también la primera oreja en Sevilla por una faena lidiadora (sin un muletazo) pero con un estoconazo de los suyos y luego... etc. etc. etc.

Mucha clase, mucha personalidad, mucho desmayo y un cañón con el estoque. Un gran torero para mi gusto. Eso sí, con una personalidad muy irregular en la plaza....

Un abrazo

PD: Lo mismo digo: Espero que nos veamos pronto.

Anónimo dijo...

Todo esto es más sencillo de lo que parece, pero el aficionado vive (y yo el primero) de las discusiones bizantinas. Ya lo había dicho Joselito Arroyo en el libro "Todas las Suertes por sus Maestros". Cito de la página 267: "...en pureza, si el toro es bueno, hay que torear de delante hacia atrás, de arriba abajo, y de fuera para adentro. Esto puede parecer un tópico, pero es así." Un abrazo, mi querido Jose. Gastón Ramírez Cuevas.

Jose Morente dijo...

Gastón Ramírez:

Efectivamente. Si se reduce el toreo a tópicos como los que aquí asume Joselito "todo es mucho más sencillo".

Es comprensible ese afán por simplificar (¡para que complicarnos la vida!) por desgracia, el toreo real (no el teórico) es mucho más complejo que lo que resulta de cuatro frases hechas.

Me convence más el Joselito ante la becerra que matiza todo lo que hay que matizar que el Joselito teórico que repite lo que aprendió en la Escuela.

Cada uno tiene derecho a elegir lo que más me le convenga o convenza...

Un abrazo

(PD: Sobre la definición de Joselito que usted cita y que tanto repiten los aficionados esquemáticos, si eso fuera así dejaríamos fuera del cuadro a más de la mitad del toreo y de los toreros. Belmonte, incluido. No me convence)

Alberto Marcos Morante dijo...

La elección echa del torero (aunque como aquí se ha apuntado, pocos toreros se "atreven" a disertar sobre tauromaquia en público y por tanto no hay mucho donde elegir)), me parece un acierto, pues el maestro Joselito siempre ha tenido fama (bien ganada, por supuesto) de torero puro tanto por la prensa, por compañeros e incluso por "los guardianes de la ortodoxia taurina" de todas las plazas, especialmente de "Las Ventas".Por tanto, pienso que tiene más aceptación estas teorías presentadas por el maestro Joselito. Si las llega a hacer el maestro Ponce, lo crucifican.
Un abrazo

Jose Morente dijo...

Alberto Marcos Morante:

Efectivamente. Por eso, la reacción de muchos aficionados ante estas declaraciones es, lisa y llanamente, la de ignorarlas.

De hecho, estas imágenes que están en youtube al alcance de todos, no han tenido casi difusión ninguna y es que al aficionado de tendido (aquí se abre una brecha enorme con el aficionado práctico como es usted) no le interesan que nadie le explique ni le enseñe a torear sino, sólo y exclusivamente, oír lo que confirme sus teorías preconcebidas.

Creo que el del toreo, arte eminentemente práctico, es donde menos atención se presta a la práctica (a sus mecanismos intrínsecos) y donde más fe se tiene en las explicaciones dogmáticas (que están más próximas al mundo de lo mágico, como, por ejemplo, el temple considerado todavía por algunos aficionados como un don divino).

Un abrazo

Sebastián dijo...

A mi se me ocurren mas tópicos y dogmas.

1. No hay porque coger el estaquillador por el medio, se puede coger por la punta sin que eso sea una ventaja, ejemplo Juan Mora.

2. No hay que poner los toros en el primer puyazo a 30 m de distancia, lo mas correcto sería ponerlo mas bien cerca para que el picador lo marque y en los siguientes puyazos se le va alejando. Así medimos el castigo y la bravura correctamente.

3. En el caballo ni a unos encastes hay que ponerlos siempre largo en el caballo ni a otros nunca. (por supuesto hablamos en el segundo puyazo)

4. Si el torero enseña al toro y lo luce, el público se pone de parte de este y en contra del torero.

5. Abrir cartel es una clara desventaja porque el público esta frío.

Y el dogma que mas me gusta a mi es el que dice que para hablar y sobre todo saber de toros hay que ser torero o aficionado práctico, Pues claro que será mas fácil saber de algo si se practica pero explicando esos detalles que se nos escapan a los no prácticos seguro que la inmensa mayoría seremos capaces de aprehenderlos.

Una pregunta. ¿Como los toreros desde esa posición privilegiada para ver al toro y siendo los que saben realmente de toros (no lo niego) luego como ganaderos no han triunfado nunca?


Un cordial Saludo.


Jose Morente dijo...

Sebastián:

Sobre los dogmas 1-5, nada que añadir pues bastante los hemos comentado ya en este blog.

Sobre el dogma siguiente (dogma fuera de concurso) y dado que afecta a una afirmación muy repetida en este blog, paso a explicarme.

En absoluto pienso, otra cosa es que lo haya podido decir aunque no creo haberlo dicho al menos en el sentido que señala usted, que un aficionado no práctico no pueda entender de toros.

Al contrario, hay aficionados más perspicaces que muchos toreros e incluso algunas cuestiones (como el tema de las querencias, por ejemplo) creo que se aprecian mejor en una andanada que en el propio ruedo.

Dicho esto, esta claro que cuando digo que quienes tienen que hablar de toros (quienes de verdad saben de toros) son los toreros antes que los aficionados, no hago distinción entre aficionados prácticos o no, sino que me refiero a ese tipo de aficionado teórico que asume, sin espíritu crítico, los dogmas y los tópicos (como algunos de los que usted cita: estaquillador, las distancias en la suerte de varas, etc.) y que carece de esa voluntad de aprender de lo que dicen o hacen los toreros de su época. Osea, de la práctica.


Por lo que respecta a su pregunta, pienso que históricamente, el número de toreros ganaderos ha sido muy bajo, lo que explicaría su falta de éxitos llamativos.

Hoy que hay más toreros que se dedican a estos menesteres, suelen tener mejores resultados.

Un cordial saludo

Anónimo dijo...

Creo que como bien José dice, cuando los toreros hablan no siempre se le hace caso y muchos lo olvidan.
Yo aqui en Milan he tenido la suerte y la oportunidad de escuchar a varios toreros hablar sobre su concepto del toreo como Rincon, Ponce, Esplà, El Juli o Alberto Aguilar (y Joselito como dije) y gracias a ellos (y a otros en otras ocasiones) he aprendido muchisimo.

Y quiero desmentir el comentario de Alberto Morante sobre Ponce, porque no solamente habla con frequencia de su concepto del toreo (recuerdo hasta lo hizo cuando fue nombrado "Académico" por la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba) con ejemplos concretos sino que es el que con màs claridad y matices lo hace (de los que he visto).

Es verdad que en la red hay pocos videos (pero recuerdo uno muy bueno en Canal+ del Cid) y por esto lo que hace José es de alabar.
Por esto os dejo aqui otro video muy bueno donde habla un gran Maestro sobre el ligar y el cruzarse (de la memorable serie "Tierra de Toros")

http://www.youtube.com/watch?v=CHUHUU6r8PM&feature=player_detailpage

En fin, no creo que para hablar y saber de toros solo los pueden hacer los que se han puesto delante. Pero sé que hay cosas que solo un toero puede entender y sé que cuando un aficionado intenta ponerse delante aprende mucho (cosa que hace poco era bastante mal vista por parte de muchos aficionados, pero pese a ellos yo me atrevì).

Un saludo,


Paolo

Jose Morente dijo...

Paolo:

Creo que Alberto no dice que Ponce no hable sino que si el video que hubieramos insertado hubiera sido de él, algunos aficionados se hubieran tirado a deguello, lo que no ocurre en el caso de Jose Miguel Arroyo, pues ya decíamos nosotros que es un torero fuera de toda sospecha

Un abrazo

PD: Magnífico el vídeo de Manzanares padre explicando también el toreo en la cara de una res.


Anónimo dijo...

Ok, aclarado.
Me gustaria ver ese video de Manzanares al que te refieres.
Gracias,

Paolo

Sebastián dijo...

Gracias por sus comentarios.

Yo creo que tenemos que comparar entre iguales.

Entre un buen torero, ganadero y espectador, de como se torea siempre sabrá mas el torero y deberían de hablar mas para que todos aprendamos.

Del toro el ganadero. Yo creo que los toreros no cuajan como ganaderos por que desechan aspectos que a ellos como toreros no les gusta pero que un ganadero sabe que son necesarias para "hacer ganadería". Una vaca con mucha raza (codicia , acometividad...) que al torero le molesta y la quitaría el ganadero sabe que es necesario.

Y el espectador a aplaudir, criticar (que para eso paga) y a aprender siempre.


Un Saludo


Jose Morente dijo...

Sebastián:

Estoy bastante de acuerdo con sus comentarios.

No obstante, matizaría lo del torero-ganadero y añadiría que quizás pueda deberse también a que el torero selecciona conforme a sus gustos (los de la época en que estuvo en activo y los suyos personales) mientras que cuando es ganadero, los gustos del público (el toreo cambia aunque, a veces, no nos percatemos) suele haber cambiado.

Por otra parte, al torero creo que no le molestan la raza, ni la codicia si van adobadas con mucha nobleza pero si el animal tiene además "sentido" entonces, como decía don Luis Fernández Salcedo, es ... ¡La caraba!

Un cordial saludo

Alberto Marcos Morante dijo...

Estoy prácticamente de acuerdo con todos los comentarios, los de Sebastián, también muy acertados ,bajo mi punto de vista. Cuando dije lo del maestro Ponce, como ha dicho, José, me refería a que su toreo ha sido muy discutido por parte de aficionados, críticos, etc...y el del maestro Joselito, (en general) ha sido considerado como paradigma del bien torear (merecido, desde mi opinión). Ponce el "malo" y Joselito "el bueno", para que nos entendamos...
Por cierto (el de Manzanares, está muy bien) hay otro vídeo en youtube, donde el maestro Muñoz (ahora que José lo ha sacado de "su cárcel de papel", espero que se entienda bien) también explica su tauromaquia.
Un saludo a todos

Anónimo dijo...

Bueno, pues voy a hacer un poco de abogado del diablo, je, je...

Está muy bien escuchar a los toreros, pero donde tienen que dictar sus lecciones es en la plaza.

También me parece perfecto combatir los tópicos (qué me van a contar a mí que tengo que padecerlos en las Ventas tarde tras tarde), pero no sé si Joselito consigue demolerlos.

Veamos:

- Pico. Queda muy bonito eso de que es válido si te pasas el toro cerca. Por favor, maestro, eso se lo puede decir a un reción llegado, pero Vd. sabe perfectamente a qué nos referimos cuando hablamos de pico. Se ve muy bien en el video. Aunque quiera decir lo contrario, se ve cómo Vd. mismo utiliza el pico para pasarse el toro bien lejos de los muslos. Es decir, la típica técnica que el infausto Espartaco "popularizó" en los años 80.

- Pierna adelantada al cargar la suerte. Maestro, que no, que por muchos equilibrios que haga intentando demostrar que se puede descargar la suerte con la pierna adelantada, Vd. sabe que es más fácil y natural cargarla con la "pata alante" que con la patita escondida.


- Cruzarse. Maestro, que los que llevamos algunos años en esto estamos hartos de ver a los toreros haciendo equilibrios "desde la barrera" (culito hacia afuera, cuerpo doblado, brazo alargado de forma inverosímil) para no dar ese pasito que supone que el toro se arranque.


Fuera tópicos, desde luego, pero no para crear otros.


Un saludo.


Mosquete.


PD. Aunque con retraso, he dejado mensajes a José Morente y a Gil de O en los hilos anteriores. Por si les apetece leerlos.

Anónimo dijo...

Bueno, pues voy a hacer un poco de abogado del diablo, je, je...

Está muy bien escuchar a los toreros, pero donde tienen que dictar sus lecciones es en la plaza.

También me parece perfecto combatir los tópicos (qué me van a contar a mí que tengo que padecerlos en las Ventas tarde tras tarde), pero no sé si Joselito consigue demolerlos.

Veamos:

- Pico. Queda muy bonito eso de que es válido si te pasas el toro cerca. Por favor, maestro, eso se lo puede decir a un reción llegado, pero Vd. sabe perfectamente a qué nos referimos cuando hablamos de pico. Se ve muy bien en el video. Aunque quiera decir lo contrario, se ve cómo Vd. mismo utiliza el pico para pasarse el toro bien lejos de los muslos. Es decir, la típica técnica que el infausto Espartaco "popularizó" en los años 80.

- Pierna adelantada al cargar la suerte. Maestro, que no, que por muchos equilibrios que haga intentando demostrar que se puede descargar la suerte con la pierna adelantada, Vd. sabe que es más fácil y natural cargarla con la "pata alante" que con la patita escondida.


- Cruzarse. Maestro, que los que llevamos algunos años en esto estamos hartos de ver a los toreros haciendo equilibrios "desde la barrera" (culito hacia afuera, cuerpo doblado, brazo alargado de forma inverosímil) para no dar ese pasito que supone que el toro se arranque.


Fuera tópicos, desde luego, pero no para crear otros.


Un saludo.


Mosquete.


PD. Aunque con retraso, he dejado mensajes a José Morente y a Gil de O en los hilos anteriores. Por si les apetece leerlos.

Jose Morente dijo...

Alberto:

Localizaremos el vídeo de Muñoz que no conocíamos. Parece interesante pues su concepto del toreo es muy trianero. A ver que nos dice...

Un fuerte abrazo

Mosquete dijo...

Bueno, pues voy a hacer un poco de abogado del diablo, je, je...

Está muy bien escuchar a los toreros, pero donde tienen que dictar sus lecciones es en la plaza.

También me parece perfecto combatir los tópicos (qué me van a contar a mí que tengo que padecerlos en las Ventas tarde tras tarde), pero no sé si Joselito consigue demolerlos.

Veamos:

- Pico. Queda muy bonito eso de que es válido si te pasas el toro cerca. Por favor, maestro, eso se lo puede decir a un reción llegado, pero Vd. sabe perfectamente a qué nos referimos cuando hablamos de pico. Se ve muy bien en el video. Aunque quiera decir lo contrario, se ve cómo Vd. mismo utiliza el pico para pasarse el toro bien lejos de los muslos. Es decir, la típica técnica que el infausto Espartaco "popularizó" en los años 80.

- Pierna adelantada al cargar la suerte. Maestro, que no, que por muchos equilibrios que haga intentando demostrar que se puede descargar la suerte con la pierna adelantada, Vd. sabe que es más fácil y natural cargarla con la "pata alante" que con la patita escondida.


- Cruzarse. Maestro, que los que llevamos algunos años en esto estamos hartos de ver a los toreros haciendo equilibrios "desde la barrera" (culito hacia afuera, cuerpo doblado, brazo alargado de forma inverosímil) para no dar ese pasito que supone que el toro se arranque.


Fuera tópicos, desde luego, pero no para crear otros.


Un saludo.

F. Romero dijo...

Llego tarde al debate, pero hay tantas cosas interesantes que no se por cual empezar. Empezaré por la necesidad de practicar las cosas a la hora de hablar sobre ellas.
Definitivamente no es necesario ser aficionado práctico para poder conocer y valorar el arte de torear.
En la didáctica hay varios métodos que han demostrado su eficacia a la hora de transmitir enseñanzas y conocimientos.
El aprendizaje activo es uno, pero no el único camino.
De este modo el aficionado práctico llega al conocimiento a través del descubrimiento de las cosas y de la constatación en primera persona de lo acertado o desacertado que a su juicio pueden ser algunos textos u opiniones.
Eso unido al punto de vanidad personal nos empuja a veces a colocarnos en un escalón de superioridad frente a quienes opinan sin haber toreado. No pasa nada, la siguiente becerra que nos desborda nos devuelve a nuestra realidad y nos recuerda (al menos a mi) lo poco que sabemos de esto.

Sin embargo el intentar torear si me ha ayudado a descubrir que el pico, cruzarse, cargar la suerte, etc. únicamente son recursos técnicos. No son buenos ni malos en sí mismos.

Lo que importa verdaderamente es torear. No con qué ni cómo (herejía) se torea.
Y torear es el resultado de la suma de encelar+conducir+soltar la embestida del toro.

Y el bien torear está en encelar (lo que ahora se llama enganchar) donde se debe en función del recorrido del animal, conducir hasta donde se quiere (esto es mandar en la embestida)y soltar la embestida para poder ligar evitando que el animal haga hilo.

Que se hace con el pico, con la mano, con una silla o con un sombrero mejicano. Casi que me da igual.

En esta ecuación cabe todo el toreo el de poder y el de expresión, ajustando, toques, tiempos, alturas y velocidades.

Lo que no es torear es dejar pasar la embestida por muy cruzado que se esté, con la panza de la muleta, cargada la suerte y con el palillo por el medio.


Por último y para desengrasar sobre alguno de los tópicos os enlazo una entradilla que publiqué sobre por dónde se debe coger el palillo de la muleta.

http://tallerdetoros.blogspot.com.es/2011/05/y-ahora-por-donde-cojo-yo-el-palillo.html