martes, 7 de marzo de 2017

Cuaderno de notas (CXVII) Rafael de Paula. Una película que no pasa


Uno de los pases de muleta de ensueño de Paula en Vista-Alegre, en la faena que inspiró el libro de José Bergamín "La música callada del toreo"

Ese 5 de octubre de 1974 se despedía en Vista Alegre, con toros de Bohórquez, Antonio Bienvenida del toreo con el capote negro de luto de Joselito sobre los hombros, Rafael de Paula, que era el tercero del cartel de aquella corrida ya histórica, debió mirar con fascinación aquella prenda luctuosa (...) Completaba el cartel Curro Romero (...)

Y all, en la plaza -más íntima y gitana que la de las Ventas- de Carabanchel, desbordando todos los pronósticos (...) y, poseído y embargado por un sentimiento de dolor hasta los tuétanos, con una torería de extraordinaria impresión, emocionado, orgulloso de su raza gitana en cada pase de muleta, provocó en los tendidos el gran alboroto esa faena suya de la que aún se habla (...)

Proyectamos las imágenes de aquel merlinesco trasteo, y nos parece el suyo el más excepcional toreo que en celuloide pueda verse, y cuantos allí estuvieron de pie -puesto que al quinto muletazo se habían ya todos levantado una vez al menos- se nos echan encima, alegando que lo que el cine muestra no tiene nada que ver con aquello, que aquello fue algo grandioso, y lo que el cine nos muestra es una sombra...

Y uno se calla, seguro de que razones hay para hacerlo... pero sigue pasando más y más veces la película.

ALBAICÍN, Joaquín "Gitanos en el ruedo" (1ª ed. Madrid, Espasa Calpe, S.A., 1993, página 353)



Y de remate, el remate del artículo de Manuel Ríos Ruíz publicado en el Ruedo, diez días después de la faena de Rafael de Paula en la plaza de Vista-Alegre, el día que se despidió del toreo Antonio Bienvenida.