miércoles, 26 de septiembre de 2012

José Tomás en Nimes (y IV) Epílogo

Por el Divino Calvo

 

IMG_0881

Las Arenas de Nimes al acabar la corrida del domingo por la tarde

 

A vosotros compañeros de aventura.

No podía haber tenido mejores personas con las que compartir esta aventura Javi, Antonio y Jose, porque cuando volvamos a vernos, con mirarnos a los ojos, sabremos que ya hemos estado en el cielo.

 

De vuelta a la tierra.

Y cuando no sabíamos si lo vivido había sido un sueño y en cualquier momento podíamos despertar, acabamos en la noche nimeña, atraídos por el magnetismo del “Espacio Pablo Romero”. ¿Qué mejor sitio para custodiar ese tesoro de la historia?

Supimos que era verdad. A ritmo de sevillanas. Proyección en el patio del pub en esa pantalla gigantesca. Imágenes de Camino con Serranito, Ordoñez… y esa guapeza del toro de Pablo Romero, majestuoso en el campo, iluminan la noche. Y ese traje de Nimeño II como testigo mudo. Gente joven festejando a nuestro alrededor donde fiesta, tradición, cultura, divertimiento y modernidad se funden en la más perfecta armonía.

IMG_0904

Urna con un traje de Nimeño II en el Espacio Pablo Romero

Y aquí acaba nuestra aventura, con dos de Málaga y dos de Toledo dando pases al viento por las calles de Nimes.

Última mirada al coliseo, para despedirnos. Duerme tranquilo porque esperaste como un titán 2000 años para acoger el acontecimiento para el que fuiste construido. Desde hoy, ya eres un templo. Lugar de culto y peregrinación donde rendir honores a un dios.

El dios de torero… Su nombre… JOSÉ TOMÁS.

IMG_0911

Rincones mágicos. Grafiti con la efigie de José Tomás en una medianera frente a la Puerta de los Cónsules.

2 comentarios:

Jack Coursier dijo...

Cher "Divino Calvo",
En mon nom et au nom de tous mes amis d'ici qui aiment les toros, je te remercie vivement pour tes paroles si aimables et flatteuses envers l'afición française. Vous serez, toi, Javi, Antonio et bien sûr José, toujours associés dans mon souvenir, à cette fantastique corrida du 16 Septembre 2012. Estaréis siempre los bienvenidos en este país.
Un abrazo muy fuerte.
Très amicalement
J

Divino Calvo dijo...

Estimado Jack, ¿qué podemos decir a alguien que no deja pasar un día de su vida sin pensar en los toros?
Usted también forma parte del recuerdo imborrable de nuestra aventura.
Gracias por su acogida y por esa charla taurina tan gratificante.
Un abrazo