martes, 2 de abril de 2013

Las claves del triunfo de Juli en Sevilla

Por Clarito

puerta--644x362

Un triunfo contundente, incuestionable y absoluto. Un Juli sin fisuras conquistó Sevilla.

Cualquiera se mete a profeta

Lo mejor que tienen los toros es que aquí nadie es capaz de profetizar lo que va a ocurrir cada tarde cuando se abre la puerta de chiqueros.

Un ejemplo es lo ocurrido en la corrida del pasado Domingo de Resurrección en Sevilla. Por la mañana, se conseguía completar, no sin dificultades y a duras penas, con un remiendo de Parladé, la corrida de ese día (Garcigrande-Domingo Hernández). Baile de corrales que no hacía presagiar nada bueno. Para colmo, a la misma hora, los partes meteorológicos predecían fuertes lluvias toda la tarde.

Malos auspicios que parecían cumplirse cuando a la hora señalada para el comienzo empezó a llover como solo llueve en Sevilla cuando hay toros o procesiones de Semana Santa.

1F0K4085

Aunque la lona está evitando algunas suspensiones, no pudo evitar que se pusiera a llover justo en el momento en que acababan de retirarla (Foto Arjona para Aplausos)

Por fortuna para nosotros y desespero de los augures, la lluvia cesó para no volver hasta el final de la tarde, cuando sacaban al Juli en hombros de la plaza, ya concluida una corrida que pudo comenzar con sólo un leve retraso.

No voy a contar lo que pasó en el ruedo pues muchos son los críticos que se dedican a ello y, además, para el que quiera enterarse de verdad y sin intermediarios, ahí están los videos que circulan con profusión en la red.

Lo cierto es que el Juli tocó el cielo del toreo con las yemas de los dedos (las mismas con las que sostiene la muleta o coge el capote con precisión suma) y alcanzó un éxito son precedentes en Sevilla.

Y eso que Juli no tuvo el mejor lote (ese le correspondió a un Manzanares, cortocircuitado ayer, que no aprovechó la nobleza del tercero) ni tiene el ángel de Morante que ayer fue ángel caído pero cuyo crédito se mantiene (Y es que a los artistas, como decía Pepe Luis Vázquez, el público les da siempre más margen que a los que no lo son).

1F0K4415

El mejor lote le correspondió a Manzanares. En la foto de Arjona para Aplausos, se aprecia la manera de meter la cabeza el tercero de la tarde.

1F0K4524

Morante solo dejo destellos de su clase en algunos capotazos. Luego fuese y no hubo nada…

Lo que de verdad me parece de interés es indagar en cuales fueron las posibles claves del triunfo (incontestable triunfo) de Julián López “El Juli” en la Maestranza el Domingo de Resurrección.

 

Clave nº 1. Valor

Juli es de ese corte de toreros que atesora un inmenso valor. Y cuando me refiero a valor no me estoy refiriendo al evidente que supone irse dos veces seguidas a portagayola en una plaza y una puerta de toriles como la de Sevilla donde tantas tragedias se han vivido, sino en el valor verdadero. Ese valor seco y sereno que es patrimonio exclusivo de los grandes toreros. Aquel que permite al diestro pensar en la cara del toro con la misma tranquilidad que tendría si estuviera en la barra de un bar con un grupo de amigos y bebiendo una cerveza.

1F0K4597

Resulta impresionante que una figura del toreo que no tiene ya nada que demostrar se vaya a la puerta de toriles de la Maestranza a recibir a porta gayola a sus dos toros 

Ese valor (que comparten necesariamente los toreros de su cuadrilla) es el que le permite dejarse crudos a muchos de sus toros. Como ocurrió ayer en su segundo, quinto de la tarde, al que Salvador Núñez picó de forma sensacional, midiéndole mucho en el segundo puyazo (En el primero, le había tirado el palo con arte y maestría sumas). Un toro que, por ello, llegó muy agresivo y entero a banderillas donde cogió con mucha saña al Niño de Leganés que recibió tres cornadas.

19

20

Impresionante cogida del Niño de Leganés. El toro lo derribó al banderillear y lo corneó en el suelo repetidamente buscándolo con mucha saña (Fotografías de la web de la empresa Plaza de Toros de Sevilla)

Cuando toda la plaza se estaba recuperando de la impresión que produjo la cogida (la cornada era evidente), Juli, sin importarle el viento ni el estado del toro, se plantó en los medios de la plaza. El toro se le arrancó con el mismo brío y fiereza que lo había hecho en el segundo tercio y Juli lo recibió, como quien no quiere la cosa, con mucha firmeza. Allí mismo (ante el derroche de casta del torero) se acabó el derroche de casta del toro que fue luego, domeñado por la poderosa muleta de Julián, un dechado de bravura y nobleza.

Pero eso fue luego, antes el Juli tuvo que ponerse en el sitio y aguantar al toro sus cinco o seis primeras y agresivas arrancadas.

1F0K4267

La imagen de la tarde (y de muchas tardes). Juli, muy seguro de si mismo (posiblemente la única persona en la plaza que no se impresionó con la tremenda cogida del Niño de Leganés), espera impasible y plantado en los medios, a Tramposo, el bravo toro de Domingo Hernández que galopa en pos de la muleta y del torero.

 

Clave nº 2. Conocimiento de las reses

Otra cualidad -común a los grandes toreros- ha sido su genial intuición (muchas veces precoz) para entender el comportamiento y anticipar las reacciones de las reses. Comportamiento tan complejo que, para muchos profesionales, sigue siendo un enigma incluso después de retirados.

En el ruedo hay que tomar muchas decisiones, casi todas sobre la marcha, pues el toro no concede un respiro y, por tanto, no hay casi tiempo para pensar.

En la actuación de ayer del Juli, no hubo una sola decisión que no estuviera justificada y motivada por el comportamiento de las reses que le tocaron en sorteo. Algo muy importante, pues cuando se tiene esa capacidad y se les hace a los toros lo que estos piden, todos los toros parecen mejores de lo que lo son.

Eso es lo que pasó ayer. Julián no tuvo el mejor lote (tampoco el peor) pero hubiera dado igual pues cuando no se da un sólo paso en falso en la plaza, casi todos los toros responden

 

1F0K4731

Juli no tuvo el mejor lote pero cuando se torea parando, templando y mandando como torea el Juli, entonces la mayoría de los toros responden por muy escondida que esté su bravura y su nobleza. Porque cuando no lo está, aquello florea (Foto Arjona para Aplausos)

 

Clave nº 3. Conocimiento de las suertes

La intuición en el conocimiento de las reses suele ir unida en los maestros de la tauromaquia a la precisión en el manejo de los engaños y a la largura en los repertorios.

Si el paradigma histórico lo representa Joselito el Gallo, es hoy día el Juli el torero que –en mi opinión- mejor aúna ambas condiciones.

 

050403

Este sensacional quite del maestro Julián, alternando cordobinas, chicuelinas y tafalleras con mucho mando y elegancia, provocó un clamor en la plaza (Fotografía de la web de la Empresa)

Juli no sólo desplegó ayer en el ruedo de la Maestranza todo un magnífico repertorio (tanto con el capote y la muleta) de variados y bellos lances sino, lo que es mejor aún, fue que, para él, pareció como si no hiciera viento.

Sin embargo, viento hubo y mucho. La diferencia, con los otros toreros que han toreado este fin de semana en las mismas adversas condiciones climatológicas, está en la capacidad de este torero de controlar los engaños con la máxima precisión. En la muleta, por ejemplo, el torero dio todo un curso universitario de como la flámula se coge y maneja.

Y es que cuando se dominan las telas, hasta parece que el viento molesta menos.

06

23

Cogiendo así de bien la muleta, el viento molesta mucho menos (Fotografía de la web de la empresa de la plaza de toros de Sevilla)

Clave nº 4. Distancia y ritmo 

Si el toreo es, como dicen, geometría, ayer recibimos también una lección de “descriptiva”. No solo en la elección que, en cada momento de la lidia de cada toro hizo el torero de los terrenos (ora las tablas, ora el tercio, ora los medios. Sobre todo, los medios) sino también en las distancias a las que se debe citar. Cada toro, y aun cada momento de la lidia de cada toro, pide una distancia precisa. No hay en esto, como no lo hay en el toreo, reglas fijas. Ni hay que citar de lejos, ni hay que citar de cerca. Hay que citar a la distancia que pide, en cada momento, cada toro. En eso, también fue redonda la actuación del Juli ayer.

Tan importante como la distancia es el ritmo de la faena. Las pausas que el torero concede al toro entre lance y lance y entre tanda y tanda para que este recargue las “pilas” o (como diría Manolo Martínez) reordene mentalmente su instinto de embestir.

Ejemplo de esto fue (como comentaba y nos explicaba el maestro Fernando Cámara) la faena a su primer toro,de nombre Habanero. Un toro noble pero con tendencia a la huida y que posiblemente se le hubiera rajado si el torero lo hubiera acosado con excesiva insistencia. Creo que ese toro, en otras manos, no hubiera dado el mismo resultado.

1F0K4312

Juli se desplanta ante los astifinos pitones de Habanero, primero de los toros de su lote (Fotografía de Arjona para Aplausos)

Juli le dio mucho sitio (y tiempo) en las dos primeras tandas con la derecha para que el toro se creciera. Luego, con la izquierda pudo atacarle más, como a él le gusta. Como la banda empezó a tocar tarde, el torero tuvo que alargar la faena con una tanda de propina donde el toro acusó su condición. Excelente el torero y el público. Desacertada la música, como ya es habitual en esta plaza.

 

Clave nº 5. Ambición torera.

Hoy por hoy, Juli está dispuesto a triunfar por adversas que sean las condiciones a las que se enfrente. Y el caso es que no lo tiene fácil pues su toreo técnico y cerebral, nada heroico (aunque derroche valor a raudales) ni artístico (aunque cada vez se le vea más elegante en la cara del toro, sobre todo en los remates) no es de los que encandilan a los públicos y a veces ni siquiera a algunos aficionados. Algo que han sufrido antes todos los toreros de su misma cuerda.

Pero toreando como toreó ayer, muy encajado de riñones, con los engaños sumamente bajos y muy acucharadas las telas, llevando al toro muy, pero que muy, toreado en un recorrido largo, larguísimo, que, a veces, parece infinito, no hay quien se le pueda resistir y no tenga (aunque sea a regañadientes) que reconocer su capacidad, poderío e inmensa torería.

1F0K4752

Incluso cuando se estira, la muleta de Juli arrastra más de la mitad de la tela por la arena. Eso es torear por abajo. (Fotografía de Arjona para Aplausos)

Y eso que su toreo es, a priori, un toreo a contraestilo de la plaza de Sevilla y de la afición sevillana, una afición que, sin embargo, se entregó incondicionalmente ayer al toreo de este torero, hasta el punto de pedir, con justa insistencia, que le concedieran el rabo de su segundo toro. Algo que no veíamos en este plaza desde hace mucho tiempo.

Por lo que respecta al escalafón, Juli compite con todos los toreros. Y cuando se le acaba la competencia con los demás (como le pasó ayer cuando ni Morante ni Manzanares pudieron seguir su ritmo, desbordados y quizás apabullados por el madrileño) compite consigo mismo.

Por eso, estuvo inconmensurable y, por eso, no se le ve a este torero, al día de hoy, techo alguno.

La impresión que dio en la plaza es que, por ahora, el único torero capaz de competir y superar al Juli es el propio Juli.

 

1F0K4765

Ahora mismo y pese a todos lo reparos que se le quieran poner, Juli está a una distancia sideral y estratosférica del resto de sus compañeros. Sus ansías de triunfo son, además, infinitas (Foto Arjona para Aplausos).

33 comentarios:

Anónimo dijo...

Posiblemente el mejor lidiador de la tauromaquia actual. Un portento de condiciones y ambiciones al alcance de muy pocos. Una suerte para los que tuvistéis la suerte de ver en directo esa gran actuación.
Un abrazo y esperamos ver a este lidiador pronto por las plazas malagueñas.
FDO: Jose Sevilla ( APTA Antequera)

Anónimo dijo...

Querido José,
tuve la suerte de presenciar la gran tarde del domingo, pero quiero matizar algunas cositas deste otro punto de vista:
- la tarde fue otra prueba mas de la inteligencia lidiadora del Juli y de su magisterio que dejò un faenòn para la historia ante el bravisimo "Tramposo", que pudo demonstrar sus virtudes gracias a la perfecta lidia del Juli: en otras manos y al primer fallo ese mismo encastado toro se vuelve geniudo e intratable, asi que doble merito para Julian; esta fue, junto a la faena con la que abriò la Puerta Grande de Madrid, quizàs la màs importante que le haya visto hacer;
- la peticiòn de rabo me pareciò excesiva como tambien la musica en su primer quite (por cierto bellisimo); la ultima vez que acuerdo peticiòn de rabo en Sevilla fué después de una buena faena de Cesar Jimenez a un gran toro de Torrestrella (al que se le pidiò el indulto): el domingo la plaza estaba muy a favor del Juli que jugaba el papel del rebelde que volvia para desafiar los "poderes establecidos" de Sevilla, la empresa por un lado y los "consentidos" (Morante y Manzanares) por el otro: nada malo, pero asi fué;
- no me gustò tanto el Juli en su primero al que a pesar de sacar inteligentemente partido a un toro que manseaba (pero muy noble), lo hizo con poca gracia (no siempre hay que torear despatarradisimo y para fuera) y al final abusando de un toreo para la galeria (que hasta pidiò la segunda oreja, a pesar de una estocada defectuosa en el resultado y en la excecuciòn)
- la magistral tarde del juli ayer es una prueba màs que sus "guerras" hay que hacerla en los ruedos y con todo tipos de toros y no solo en los despachos de las empresas (taurinas y televisivas): no puede ser que Sevilla sea la unica plaza de primera que Juli pisarà en la primera mitad de 2013: que se anuncie en todas (como siempre ha echo) y con todas clases de toros (cosa que no siempre ha echo): la Fiesta lo necesita mas que nunca;
- la del domingo fue la tarde del Juli y no fue la mejor tarde de Morante y Manzanares: pero sobre este ultimo hay que recordar que si no pincha, probablemente corta dos orejas y que para nada su lote fue el mejor: en la foto que tu pones aqui hay un abismo entre la forma de meter la cara de ese toro (como tu dices) y de como la meten "Habanero" o "Tramposo" (aunque este como dije, lo "hizo" el Juli); el sexto tambien fue bastante complicado (en el momento de mas aire de la tarde) y el merito de Manzanares fue solucionar los problemas y hacerlo embestir (este no puede ser un merito en un caso y un demerito en otro): pero era evidente que le pesaba la tarde y sobretodo su inminente encerrona...pero al tiempo!

Un abrazo,


Paolo

Jose Morente dijo...

José Sevilla:

Suscribo su comentario. En efecto, si en algo creo que no cabe duda ni discusión alguna es la enorme capacidad lidiadora de este torero.

Se le podrán poner todos los "peros" que se quiera, tanto fuera de la plaza (por su modo de planificar las temporadas, plazas a las que acude y los encastes que torea) como también dentro de la plaza (por sus carencias estéticas comparando con otros diestros y su "tranquillo" a la hora de matar) pero es el mejor lidiador que yo he podido ver en mi vida de aficionado.

Creo que para quien es -como usted- aficionado práctico, el Juli es, por ahora, el mejor tipo de torero que podemos ver en una plaza (si es malagueña mejor que mejor por ahorrarnos desplazamientos) por su capacidad y magisterio.

Un abrazo

Jose Morente dijo...

Paolo:

Lo primero, me permito felicitarle pues si para nosotros ir a Sevilla es un viaje relativamente corto para usted supone un esfuerzo que merece recompensa (en este caso la tuvo)

Sobre los aspectos que comenta pienso lo siguiente:

-Concesión del rabo. Para mí fue faena de rabo. Creo que en los años 60 se lo hubieran concedido sin discusión (y algún despojo más).

En cualquier caso, y como usted apunta, juega en contra del Juli su propia personalidad como torero.

Juli es un lidiador. Un torero eminentemente técnico. No un jabato (aunque derroche valor) ni un artista de pellizco (aunque torea con temple y suavidad sumas) y la técnica sigue siendo lo menos valorado por públicos, aficionados y presidentes quizás porque sea lo más difícil de apreciar desde un tendido.

-Sobre la música en el quite. Si fue excesiva vaya por compensación al tiempo que tardó la banda en tocar en su primera faena. Yo ni me enteré pues cada vez hago menos caso a la banda de Sevilla (aquí un ¡Viva el Fundi! quien plantó cara a su director el pasado año)

-Como el toreo son distintos puntos de vista, no comparto su opinión sobre la faena al primer toro. Para mí por ritmo y distancias excepcional pues pese a las dificultades del toro le dio la lidia justa en cada momento (eso para mi es más importante que la elegancia a la hora de acompañar el viaje del toro pero como digo son opiniones y gustos particulares)

-La guerra en los despachos. Los toreros comparto su opinión, tienen que hablar en los ruedos pero también deben plantar cara en los despachos a los abusos a los que quieran someterlos. Creo que también tienen derecho a ello.

-La tarde de Manzanares. Aquí disiento amigablemente de usted. ¿Pudo cortar Manzanares dos orejas? Quizás pero para mí, eso no es lo importante, lo importante es que se le vio a un nivel inferior al de otras tardes en esta plaza. Cierto que toreaba después del Juli (¡Y como toreó el Juli!) pero en septiembre le vimos irse dos veces a porta gayola y ayer fue incapaz de dar la réplica. Eso sí me gustó más en el segundo toro. Por cierto el toro bueno de la corrida fue el tercero (de Manzanares) toro que no aprovechó.

Pero que no desespere. Lo bueno del toreo es que la suerte se va alternando y a una tarde mala sucede una excepcional. Manzanares tiene el 13 de abril para reivindicarse en esta feria. Y luego el 19 puede dar al Juli la réplica que ayer no le dio (Y además con Nazaré -joven pero gran torero- de testigo).

Para colmo, Juli remata con la de Miura el 21.

La Feria de Sevilla de este año promete.

Un fuerte abrazo



Anónimo dijo...

Pues Josè, por muchos viajes que uno haga para ver toros, siempre son demasiado pocos y por esto pronto volveré a "mi" Sevilla!
Unos breves comentarios, si me permites:

- la faena al quinto era indudablemente de rabo en los 60, pero ahora no lo es sin duda alguna; ademàs, màs merecedoras de rabo que esta estàn unas cuantas faenas que en la ultima decada se han realizado en la misma Maestranza (el Cid con Borgnoñes, la de Manzanares con Arrojado, la de Morante al Cuvillo o, si mata, la de Ponce al Zalduendo por decir algunas): lo importante es mantener un criterio posiblemente constante

- en la no concesiòn del rabo no creo haya pesado, como dices, "su propia personalidad como torero": la prueba està en que el presidente sacò los dos pañuelos a la vez y el publico estaba entregadisimo con el Juli

- insisto que el toro de la corrida fue para mi modo de ver (y entender) el quinto que tambien lo pudo ser porqué tuvo el merito de encontrarse con un "Profesor de Lidia"; pero "Tramposo" era bravisimo, haciendo el aviòn (sobretodo por el derecho) y con mucho fondo: algunos (y no pocos) pidieron la vuelta al ruedo; al contrario el tercero no se entregaba del todo en su embestida, calamocheaba un poco, terminaba las series levantando la cara y era un pelin tardo: un abismo con "Tramposo" (aunque esto no quiere necesariamente decir que Manzares le hubiera echo la misma gran faena que le hizo el Juli)

- no creo fuese el dia de Manzanares de replicar con otras puerta gayolas; por los menos teniendo en cuenta de que està en la vispera de la tarde mas importante de su carrera (sobre el papel); ademàs no tiene que demonstrar nada y menos en Sevilla; lo cierto es que a Manzanares siempre se le exige mucho y se le mide con otro rasero: sin ir màs lejos cada vez que triunfa, muchos le reprochan su "pata pà tras", cosa que nadie ha osado decir del Juli el domingo a pesar de utilizar la misma tecnica en cada pase (y nadie dijo nada de su evidente codilleo tanto col capote como con la muleta) como nadie (o casi) habla nunca de la forma tramposa que el Juli muchas veces utiliza para matar (como hizo en su primero), mientras hasta hay gente que dice que lo de matar recibiendo que ahora tanto (y solo) utiliza Manzanares, serìa una ventaja..."hay gente pà tò"!

Esta feria acaba de empezar y ojalà muchos tengan la suerte de vivirla!

Otro abrazo,

Paolo

Anónimo dijo...

Tiene mucha mentira en su muleta, el pico le encanta. Al july le tira una almohadilla en las ventas y se la seguire tirando siempre que vaya.

Anónimo dijo...

El sucesor de Joselito.Ja.
Será del falso Arroyo.
Eso del "tranquillo cuando mata,es un cuento chino.

Anónimo dijo...

¿Del baile de corrales,ná?
Ah,fueron algo así como de 17.
T.K.G.

Anónimo dijo...

Es vergonzoso lo que leo. Es falso, embustero y torticero. He tenido la suerte de ver a algunos toreros, desde Luis Miguel hasta Antoñete pasando por Curro, Dámaso Gómez, Paco Camino, Pepe Luis, Rafael Ortega, César Rincón... y lo que leo en su bitácora ofende a la memoria de los grandes toreros, a los que han toreado con la verdad por delante, a los que han ofrecido sus femorales al viaje del toro. La loa acrítica de Julián López que ofrecen en esta bitácora es totalmente deprimente para los que tenemos algunos años.
Me recuerdan a ese viejo cuento de la gorra del portero -cuando llevaban gorra- que tantas corridas había visto y que no se había enterado de nada.
Su padre seguramente fue un gran aficionado, pero el hijo -como tantas veces ocurre- degeneró.

Un saludo. No se enfade y reflexione en las bobadas que escribe.

Gallito de Ondárroa.

Jose Morente dijo...

Paolo:

- como decía Clarito, la plaza de Sevilla pidió que se le concediera el rabo. No se trata de comparar esa faena con otras (ni siquiera con las de los años 60) sino resaltar como la plaza aclamó y valoró una faena a contra estilo de sus propios gustos.

- Sobte el comportamiento de los toros creo que cuando se señala co mejor el tercero frente al quinto se hace referencia a la toreabilidad mayor de aquel(a su nobleza). Desde el punto de vista de la bravura es evidente que el 5 era un toro bravo y fiero (noble también). Pero ya sabe usted lo difícil que es precisamente estar bien con los toros de esas características.

Jose Morente dijo...

Paolo:

Finalmente y por lo que respecta con la cuestión de irse a porta gayola creo que nadie ha reprochado a Manzanares o Morante no haberse ido a la puerta de chiqueros. Lo que Clarito resalta es la actitud del torero el Domingo de Resurrección muy distinta a la que tuvo en la pasada feria de San Miguel el día del mano a mano con Talavante donde sí se fue.

Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

José, creo en la plaza hubo un malentendido por parte de muchos aficionados: al sacar el presidente dos pañuelos a la vez y rapidamente, muchos no se dieron cuenta y siguieron pidiendo la segunda oreja (que no el rabo). Prueba es que conforme se dieron cuenta de la decisiòn presidencial, dejaron de pedirla y nadie pitò al presidente por la no concesion de rabo. Luego algunos tambien lo habrà pedido, pero no la mayoria.
Y en cuanto al concepto de "toreabilidad" (que es una caracteristica de un toro bravo y no al revès), tampoco el tercero fue el màs toreable por lo que dije (embestia levantando la cara a mitad del viaje, calamocheaba y tardaba un poco). Eso sì, se movia y pasaba màs facilmente y sin aparente peligro, quizàs pareciendo mejor de lo que era, pero sin clase ni profundidad. Si miramos a la "toreabilidad" (aunque este concepto no me gusta), el mejor fué el segundo de la tarde (hasta que se rajò).
En fin nadie duda de que el Manzanares de San Miguel tuviese otra actidud. Pero los que torean màs de tres tardes por temporada tienes estos logicos altibajos!;)

Abrazos


Paolo

Jose Morente dijo...

Anónimos 1 2 y 3:

Al de los almohadillazos: me resulta sorprendente que alguien haga (como usted hace) alarde de incivismo

Al del tranquillo: revise el Diccionario (taurino) y busque la definición de tranquillo

Al del baile de corrales. Revise su vista y lea otra vez la entrada. El baile de corrales es lo primero que se menciona en la crónica de Clarito

Saludos

Jose Morente dijo...

Gallito de Ondárroa:

No se altera ni se preocupe tanto por mi o por mi familia. Algo que me enseñó mi padre (entre otras muchas cosas) es hacer oídos sordos a aquellos que, en vez de argumentar lo que piensan (a los que siempre estoy dispuesto a escuchar siguiendo los sabios consejos de mi progenitor), sólo tienen capacidad para insultar a los que no opinan igual que ellos.

Un saludo

Jose Morente dijo...

Paolo:

Por supuesto. Por eso es de desear que el sábado 13 nos encontremos con el Manzanares de Arrojado o el del pasado San Miguel y no con el Manzanares del Domingo de Resurrección que, se mire como se mire, no convenció a casi nadie.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

No hay una condena enérgica al baile de corrales tan abusivo que hubo. Lo más abusivo en cualquier caso es suponer que el mejor lidiador actual es El Juli, cuando con sus toros no tiene que hacer gala del dote de lidiador que supondría medirse una maldita vez en esta década A UN TORO QUE NO SEA DOMECQ. Lidiador quien aguanta, machetea, toca a costillar contrario y le traga la embestida a un victorino bravo y presentado, y luego le pega una serie de 6 naturales sin tocarlo con la muleta, sino solo con los vuelos, como hizo Robleño en Arles el lunes. Eso es un lidiador, no el niño que hace el meme con un toro que no fue picado por mansa babosa. Lo suyo ya es patológico, pretende que entendamos la ausencia de tercio de varas a esta clase de animales sin bravura, con "ay, el torero lo dejó crudo porque hace alarde de valor"; incluso usar la cogida del banderillero como prueba, cuando todos sabemos que se debió a que el torero de plata tropezó a la salida del par, y no a la bravura fresca del toro..... hombre, con todo respeto ud es un charlatán obsesivo con las figuras, no halla cómo justificarlas. Por cierto, eso de arte sumo suena muy ridículo, lo peor que puede pasarle es que además de mentirosito y patético, ahora empiece a escribir como cursi. Por lo menos tenga dignidad y mantenga el estilo sobrio; incivismo no es tirarle una almohadilla a un hijo de puta farsante que intenta meter 12 toros a Sevilla y los 12 le son rechazados porque no tienen edad y dos de ellos tienen afeitado en el pitón izquierdo http://3.bp.blogspot.com/-B14SmBHrg8g/UVwwbSYHfJI/AAAAAAAAOjE/v_6IsWu6ZCE/s640/2.jpg y lo repito, ES UN HIJO DE PUTA por eso; incivismo es usar la desgracia de un banderillero para dizque decir que El Juli se dejó una babosa cruda para poder torearla con más dificultad. Por cierto, portagayola es recibirlo en la puerta de toriles; en ambas, El Juli estuvo más allá de la segunda raya esperando de hinojos, portagayola nunca hubo; por desgracia para ud, responder con falsa modestia educada no quita que sea un charlatan, ahora, además de mentiroso, inmoral.

Jose Morente dijo...

Anónimo 4.

Lamento que la pasión tan evidente e intensa que siente usted por el toreo, no sea capaz de canalizarla de forma positiva sino de modo tan negativo, hasta el punto de convertirse en una obsesión casi patológica contra el Juli y contra aquellos que no ven las cosas como usted las ve.

Saludos.

PD: La agresividad y fiereza del toro "Tramposo" de Domingo Hernández en banderillas. Cogida del Niño de Leganés:

http://youtu.be/zeSPI3CfaUE

domi dijo...

Magistral Jose Morente una vez mas,no deja usted de sorprenderme con su capacidad para lidiar con tanto marrajo suelto que anda por ahi.

domi dijo...

Lo del anonimo 4 este,es de juzgado de guardia.sin comentarios vamos.

Anónimo dijo...

¿Marrajo,domi?Sí el sabe de babosas.
De lidiar no creo.Te veo como turiferario.
l.j.o.

Gil de O. dijo...

He querido entrar a comentar, pero visto el derrotero que ha tomado este espacio, en el que las expresiones fuera de tono, las descalificaciones y hasta el insulto han llegado a hacer presa en él, he preferido dejarlo para mejor ocasión, ya que tengo el convencimiento de que el maestro Morente, desde su perseverancia nos continuará dando oportunidad.

Éste, desde luego, no es el Juli que yo pido para mi causa, aunque muchas cosas sean aprovechables.

Ah! no me atrevo a decir que me gustaran los "garcigrandes", por qué en ningún video, ni crónica he podido recoger información de su comportamiento en varas. Estaba viendo a "Lagarto" de Cebada-Gago y corté la radio; aquello fue muy grande.

Saludos de Gil de O.

Jose Morente dijo...

Domi

Efectivamente algunas posturas no parece que tengan otro objetivo que orquestar una interesada ceremonia de la confusión para interferir el normal desarrollo de las cosas. Es el mismo procedimiento que usan algunos espectadores para "reventar" las faenas de los toreros que no son de su agrado

Saludos

Jose Morente dijo...

Gil de O:

Como el torero en la plaza, creo que debemos hacer oídos sordos a aquellos que quieren (como le decía a domi) interferir estos debates.

Lo contrario sería hacerles el juego.

Le invito por tanto a proseguir el debate aunque no habiendo estado en la plaza entiendo que es difícil poder valorar con justeza las cosas. Sobre todo por esa funesta manía de los vídeos que se cuelgan en la red de suprimir la suerte de vara o los tiempos entre tanda y tanda fundamentales para apreciar el ritmo de la faena y el acierto del torero al plantearía

Propongo un tema: Juli sacrifica la estética por su afán de gobernar la embestida del toro ¿qué opina?

Saludos

Gil de O. dijo...

No tardaré en encontrarme en algún patio de cuadrillas con Diego Ortiz y Salvador Nuñez. Podría ser Sevilla el día de los Miuras. Ya me contarán como fueron los "garcigrandes"; de los que tengo cierto convencimiento al respecto de que conservan varias lineas de mucha casta; y con media vuelta pueden recuperar la ganadería -de hecho lo están haciendo- pese a que los propietarios quieran dar sensación de todo lo contrario.

Y... a propósito del tema que plantea, le diré qué:

La estética del Toreo, cuando lo hay en el Juli, jamás llegará a la dimensión de Morante por establecer dos puntos de partida. Pero una de las muchas grandezas del Toreo, reside en que lo bien hecho técnicamente -nunca con la mentira- va acompañado de unos cánones estéticos salidos del alma de su ejecutor qué ineludiblemente capta y emociona al aficionado. ¡Y oiga! incluso un mero espectador lo percibe y diferencia.

Saludos de Gil de O.

Jose Morente dijo...

Gil de O.:

Ha citado usted dos toreros de a caballo ante los que hay que descubriese y es que ambos demuestran día a día que la eficacia no esta reñida con el buen hacer y que ambas cualidades pueden unirse a la discreción y a la capacidad de ceder todo el protagonismo a su matador.

Sobre el tema de la estética coincido con usted. Efectivamente Juli no es Morante ni al torear pretende lo mísmo que el de Sevilla y los otros toreros de su corte artístico. Eso plantea la eterna discusión entre "hacer" el toreo o "decirlo"

Para mi lo importante es "poder" al toro, "dominar" al toro cualquiera que sea su condición. Lo que no quita para que me viole también el toreo de los artistas.

En el caso del Juli creo que está sobradamente capacitado para enfrentarse a asta dos de la más variopinta condición pues a mayor dificultad estos toreros lucen aún más.

Por eso tiene tanto interés para mi su inclusión en el cartel de los Miuras. Otra cosa es que el espectador actual sea capaz de apreciar una faena sin lucimiento a toros que no lo permiten algo que, sinceramente, pongo en duda.

Un cordial saludo

domi dijo...

Creo que Julian acierta eligiendo sevilla para matar la miurada,porque la afición hispalense sabrá juzgar su actuacion a través de los adversarios que le toquen en suerte.Ojala vivamos una gran tarde,si dios quiere alli estaremos para verla.

Gil de O. dijo...

Se acaba de levantar la persiana a LRI; acabo de ver al Juli en tendido O, y a los indefinidos conductores, responsables y autores del programa encabezados por Federico Arnás con él, en una entrevista ¡Cómo habla el Juli! Sabe perfectamente lo que quiere y a dónde va.

Yo quiero hablar con el Juli. Quiero pedirle algo al Juli; que me diga el Toreo, a sabiendas de que sabrá; y lo que es mejor, sin dudarlo.

El Juli, en tauromaquia, puede con todo; va a poder con los Miuras -los Miuras de hoy son el "catón para él- y además como le salga un condeso, se la va a formar.

Que los Hnos. Miura no declaren abiertamente que desde hace más de cincuenta años, meten de refresco Tamarón -dosis breves- ya que de otra forma no se entendería como no se les ha ido de las manos la ganadería. No se salen de los espartillos que tomaron como referencia de sus antecesores para mantener la ganaderia; y eso les vale.

"Hacer el Toreo" "Decir el Toreo". Le ha traicionado el subconsciente sr. administrador (palabro). Su sensibilidad para con el cante, le ha delatado.

Me han dicho el cante al oído: Angelillo delante de la Cárcel Vieja, sesenta años atrás, o puede que más; Canalejas de Puerto Real en el Callejón de la Parra de mi pueblo, un día que vino a regañarme para que no le tirara de la trenza a su niña; El Marqués de Porrinas, un día de juerga en Madrid ¡He dicho algo!; la Trini de Alhama de Graná, más de una vez, pero había que pillarla "greñúa" y sin pintar (como se iba poniendo de guapa, así qué cogía tono y compás); y el niño Fernando el de "La Currita" al pie de las murallas de mi pueblo antes de que las derribaran para terminar el Hospital (ya tampoco es Hospital, es el mejor teatro de la ciudad). Con lo grande que era el campo.

Qué me pierdo...Me pongo "terne" con cuatro "nás". Y es que ya empieza la temporada y este año por Arte Mayor: "Comino" de Cuadri; "Lagarto" de Don Salvador. ¡Eso "pa" qué os entereis!

Saludos de Gil de O.

Jose Morente dijo...

domi:

Coincido plenamente con usted. La elección del binomio Sevilla-Miura es, por parte del Juli, un acierto total.

Auto-excluida la afición de Madrid por su errático comportamiento con las figuras y su parcialidad total e injusta con ellas, Sevilla es -hoy día- la plaza más equilibrada a la hora de ver y valorar el toreo.

Francia no pasa todavía de ser una apuesta marginal para contentar al sector torista de la afición. Muy activo pero, hay que reconocerlo, muy minoritario.

Por eso, hoy por hoy, la Maestranza es la plaza más capaz para "entender" la suerte de varas y el comportamiento de las reses y, al mismo tiempo, valorar a los toreros punteros sin demagogias.

Allí estaremos.

Un cordial saludo.

Jose Morente dijo...

Gil de O.:

Sin dejar de reconocer el pellizco que el cante (y el toreo) bien dicho tienen, me decanto y confieso abiertamente partidario del fondo sobre la forma. De la inteligencia sobre el corazón.

O sea, del cante y del toreo "hechos".

Un cordial saludo

PD: Comparto su vaticinio aunque aquí cualquier profecía es arriesgada. Juli "podrá" con los Miura pero hasta que no lo veamos, no sabremos "cómo"...


Gil de O. dijo...

Ya se me está yendo otra vez. Y eso que me estaba dando la sensación de que lo estaba recuperando.
Se empeña en clasificar. Me voy a meter en su terreno, ejemplo:
Para la mejor de las obras arquitectónicas, bien de las construídas o por construir, supongo que para su soporte artístico, habrá tenido o para la futura obra le será imprescindible, el suficiente soporte técnico y respeto a las calidades (cánones) en la contrucción.
En el concepto de Toreo, observe que no siempre lo escribo con mayúscula, ambas cosas deben ir perfectamente conjugadas; y cuando ese sucede, se me sale un ¡olé! que yo me pregunto a veces, desde dónde.
Al mi "séneca" Pipo, le salía de las caníllas.
Así, que no insista en separarme lo que la Historia, usted buen manejador de ella, ha unido en comunión inseparable.

Saludos de Gil de O.

Anónimo dijo...

¡¡¡ Viva Belmonte !!!

Jose Morente dijo...

Gil de O.:

Como nada es perfecto o sea, clásico, en el toreo como en la arquitectura cada cual (torero o aficionado y si me apura, el toro) deriva hacia donde más le apetece).

Los aficionados integristas ponen por delante el valor (que, a veces, confunden con la ética); los aficionados toreristas la belleza (que algunos llaman estética y, a veces, es estática); los aficionados gallistas, la inteligencia (que conduce al dominio pero que a veces olvida la importancia de las formas).

El equilibrio no es nada fácil (por no decir, imposible) ni en la arquitectura, ni en el toreo.

Saludos

Jose Morente dijo...

Anónimo 5:

Por supuesto: ¡¡¡¡Viva!!!!

(¡Ojo! Con "ocho" simbolítos de admiración en homenaje a su toreo "en ochos")

Saludos