miércoles, 29 de octubre de 2014

Cuaderno de notas (XXXIII) 3 naturales, 3 de José Mari Manzanares

 

1987 La tauromaquia de JM Manzanares

José Mª Manzanares en el Palacio del Infantado de Guadalajara.

(Fotografía de Carlos Arévalo Nonclercq. Portada del libro “La tauromaquia de Jose Mª Manzanares” de José Carlos Arévalo y José Antonio del Moral)

Nota de LRI:

Ayer (28 de octubre de 2014) falleció en su finca de Cáceres el maestro José Mª Manzanares.

Decían que fue “torero de toreros”. Sin embargo, cuando esta expresión se utiliza sin ton ni son y se aplican a diestros que no hubieran servido para abrocharle las zapatillas al alicantino, creo que el mejor calificativo que se le puede dar es el de “maestro de maestros”.

En cualquier caso, pienso que el mejor homenaje posible a un diestro de tanta categoría es simplemente recordar su concepto del toreo, su forma de torear.

Por ello, hemos recuperado unos párrafos del librito que sobre su excepcional Tauromaquia escribieran, en 1987, José Carlos Arévalo y José Antonio del Moral, un libro de cabecera para aficionados…y toreros.

 

Natural número UNO

Natural de Manzanares0001

Viene el toro raudo, de lejos, así le ha citado el torero porque su embestida es pegajosa y fuerte, encelada y corta, con tendencia a vencerse, y la muleta, siempre cogida por el centro del estaquillador, lo embarca, vibrante y templada, marcando ligeramente la salida hacia afuera para compensar el excesivo humillar del toro hacia adentro.

Y quiebra mucho el diestro su cintura, y alarga el pase, con el fin de que sea completo, equilibradamente hondo, con la técnica escondida por dentro y el arte cantado por fuera.

 

Natural número DOS

Natural de Manzanares0002

Pero cuando el toro, fijo, con son y acoplado, se somete noble a la flámula, el pase encuentra la tersura, la figura se estira con naturalidad, el mando resplandece nítido, y las formas todas –toro, torero y engaño-, comunicadas entres sí, esculpen la estructura canónica de la suerte, majestuosa en el cite, templada en el centro y sutilmente sesgada a la salida.

Precisamente, ese momento hondo, herido por un pellizco estético, es un esguince dramático del arte, que se inicia en la zapatilla y termina en la muñeca que resuelve la embestida.

 

Natural número TRES

Natural de Manzanares0003

Otras veces, acoplados toro y torero, pastueñamente entregado el primero y lúcidamente embriagado el segundo, el natural discurre por un túnel. Sus cuerpos se funden como si fueran uno, aunque los pitones anuncien la muerte y la muleta su burla.

Toda la esencia del toreo en ese natural modélico que es la cima más alta de la tauromaquia.

 

De José Carlos Arévalo y José Antonio del Moral. La Tauromaquia de José Mª Manzanares. (1ª ed., Los Berrocales del Jarama, Ediciones AKAL, S.A., 1987. Págs. 136 a 141)

4 comentarios:

japolos dijo...

Coincido en que el mejor homenaje a un diestro de la categoría de Manzanares es recordar su concepto del toreo, su forma de torear, y los 3 naturales 3 que ilustran el comentario son buena prueba de ello.

No obstante, creo que también es necesario destacar su toreo de capa y el virtuosismo con que supo ejecutar las injustamente vilipendiadas chicuelinas. En todo caso, en mi memoria quedó grabada para los restos una media verónica de auténtico ensueño. Fue en la plaza de Antequera, en los últimos años noventa, y supongo que quienes la presenciaron guardan en su memoria un recuerdo indeleble del lance. Lamentablemente, no puedo ilustrar mi comentario con una fotografía…

Juan Antonio Polo

Jose Morente dijo...

japolos:

En efecto, la tauromaquia de Jose Mª Manzanares no se agota en el pase natural, sin embargo no quería hacer que esta entrada de carácter necrológico fuese excesivamente larga (lo sería si nos detuvieramos en enumerar todas las virtudes de su toreo) sino un pequeño homenaje al diestro fallecido ayer. Me parecía que el texto elegido (laudatorio) era el apropiado frente a tantas mentiras como se han dicho por escrito sobre el toreo de esos años y el de ahora y, sobre todo frente a tantas omisiones de los aficionados "ventajistas" que ocultaban y ocultan cualquier dato que pudiera dar una imagen favorable de este torero o del toreo actual en general.

Tiempo habrá para hablar de su toreo y por extenso. Basta ahora cerrar este comentario de la misma forma que se cerraba la entrada del blog:

"Toda la esencia del toreo en ese natural modélico que es la cima más alta de la tauromaquia".

Yo parafrasearía:

"Toda la esencia del toreo en ese toreo modélico (el de José Mª Manzanares) que es una de las cimas más altas de la más reciente Tauromaquia"

Un cordial y afectuoso saludo

jose juan jimenez dijo...

su toreo perdurara por siempre maestro de toreros gracias por todo y hasta siempre .

Jose Morente dijo...

jose juan jimenez

De eso, de que su toreo va a perdurar, estoy seguro.

Un cordial saludo