martes, 1 de enero de 2013

Suertes de desuso (IV) De frente por detrás (2ª parte)

Por Jose Morente

1915 Gaona Madrid 001 (2)

Gaona ejecutando la gaonera, lance al que muchos quisieron llamar “de frente por detrás” (Fotografía de Baldomero-h. 1915)

 

Resumen del contenido de la anterior entrada sobre esta suerte.

Destacamos en la primera parte, la tremenda confusión terminológica que se había producido a principios del siglo pasado (y que todavía hoy persiste) al denominar como suerte de frente por detrás a las gaoneras. Una confusión aparentemente inexplicable, máxime cuando la suerte de frente por detrás (que hoy ya no se practica) es una suerte distinta y perfectamente conocida y definida desde los tiempos de Pepe-Hillo (su inventor) y que, para colmo, se seguía practicando en esos años (El Papa Negro es un buen ejemplo de ello).

Una pista de cual podría ser el origen de esa confusión estaría en un grabado de Daniel Perea, publicado en la Lidia en 1884 y donde se representaba  al mítico Cayetano Sanz citando con el capote a la espalda, pero de cara al toro, como en la gaonera. Grabado que se titulaba “suerte de frente por detrás a la derecha”.

img_0092 Suerte de frente por detrás a la derecha (Lám.) Detalle lance

¿Suerte de frente por detrás a la derecha?

El cite de Cayetano, similar al de Gaona, parece corresponder más bien a una variante de la suerte al costado descrita por Paquiro en su tauromaquia.  Lo que está claro, sobre todo, es que no tiene nada que ver con la suerte de frente por detrás de Pepe-Hillo. ¿Es un error el título del grabado? Y, de no ser así ¿Cómo se justifica?. Vamos a verlo a continuación. 

Sin embargo, no es el rigor y la precisión en la denominación de un lance lo que nos interesa sino el descubrir el proceso mediante el cual las suertes de capa o muleta se transmiten de una generación a otra o se reinventan.

Esta entrada se la quiero dedicar a Pepe Olid, investigador de este y otros lances, memoria de una tradición oral que no debería perderse y simpático polemista de este blog.

 

Tercer acto. La suerte de Gaona (1910)

Cayetano Sanz gozó entre los toreros de un prestigio mítico. “Como Cayetano toreando, nadie”. Ni Lagartijo, ni Frascuelo. Y lo dijo el hermano de este último, Paco. Y es que pesaba mucho el arte del madrileño y el recuerdo de su toreo de muleta en redondo y el de sus lances con el capote a la espalda.

clip_image001

De esta guisa (con el capote a la espalda) se retrataba Paco Frascuelo, en claro homenaje a Cayetano Sanz (Foto publicada en Toros y toreros. 1916)

No solo Paco Frascuelo, sino muchos otros aficionados y toreros siguieron soñaron, hasta bastantes años después, con la suerte de Cayetano a la vista de los grabados de Perea.

Uno de ellos, según Dulzuras, fue Mariano Armengol quien se la hizo practicar con becerros a las señoritas toreras a fines del XIX sugestionado por la lámina de la Lidia. Dice Dulzuras:

clip_image002

Esto es lo que contaba Dulzuras en la revista Actualidades en 1910, el año que Gaona recuperaba también esos lances pero bebiendo en otras fuentes más directas.

 

clip_image004

Esta es la lámina de la Lidia a la que se refiere Mariano Armengol. Fue publicada en 1883 y en ella se ve al diestro madrileño con el capote a la espalda en dos lances distintos. 

img_0013 Cayetano Sanz (Lám.) (2)

Primero, de espaldas, tal y como definía Pepe-Hillo la suerte de Frente por detrás.

img_0013 Cayetano Sanz (Lám.) (3)

Y, segundo, con el capote por detrás pero de cara al toro, tal y como definía Paquiro a la suerte al costado. Esta segunda posición es idéntica a la de la lámina de 1887 que publicábamos nosotros en la anterior entrada de esta serie.

A finales de la primera década del siglo XX, en Valencia, también practicó esta suerte, el novillero Eduardo Serrano (a) Gordet

1913-09-01 (PyP) Eduardo Serrano Gordet

Eduardo Serrano Gordet. Fotografía publicada en 1913 en Palmas y Pitos.

clip_image005

Eduardo Serrano “Gordet” practicaba la suerte de Cayetano en la misma época de Gaona. Sin embargo, su conocimiento de los lances de aquel no le vino a través del mexicano sino por su matrimonio con una de las señoritas toreras, Lola Pretel, con quien le vemos en esta fotografía publicada en la revista Respetable Público (1911).

Pero quien de verdad consiguió recuperar estos lances y convertirlos en habitual en los ruedos fue el mexicano Rodolfo Gaona, un torero de la mejor escuela, de corte parecido al madrileño Cayetano Sanz hasta el punto que en una entrevista sostuve, tajantemente, que: “Yo quería ser como el señor Cayetano”.

clip_image008

Quinto y último protagonista: el elegante Rodolfo Gaona Jiménez.

Y es que, Rodolfo Gaona, había tenido por maestro a un viejo banderillero español que había visto ejecutar el lance al mismísimo Cayetano Sanz. Se trataba de Saturnino Frutos (a) Ojitos quien había llegado a México de la mano de Ponciano Díaz.

clip_image006

Cuarto protagonista de la historia: Saturnino Frutos (a) Ojitos, el maestro de Gaona (Fotografiado en el estudio del Fotógrafo Compañys en 1885).

Ojitos le enseñó a Gaona las formas y modos de torear del elegante Cayetano Sanz quien las había aprendido, a su vez, de otro banderillero mítico, el genial Capita, discípulo que fue de Montes y el Chiclanero, en genial cadena de transmisión de conocimientos taurinos.

clip_image009

Gaona en la plaza del Toreo de México, realizando el que, los públicos, creyeron “nuevo” lance lo que se justificaba por la personalidad que el diestro de León le supo dar a la vieja suerte al costado de Cayetano Sanz.

Por eso cuando Gaona resucitó, primero en la plaza del Toreo de México y luego en Madrid en la primera de abono celebrada el 28 de marzo de 1910, con el toro Sardinito de Benjumea (“fino como la seda”) la suerte al costado, (“con superior estilo de torero, con elegancia, con valentía”) los públicos recibieron entusiasmados el que creyeron nuevo lance pues su memoria se había ya perdido en el olvido.

Los revisteros no, pues conocían las láminas de la Lidia y el recuerdo del madrileño Cayetano Sanz. Quizás por eso, influenciados por esas láminas y esos recuerdos, fue por lo que dijeron -en las primeras reseñas- que el lance ejecutado por Gaona era la verdadera “suerte de frente por detrás”.

1910-03-28 (p. 04-01) Los toros y el teatro

El revistero de “Los toros y el teatro”, en la reseña publicada el día 1 de abril sobre esa corrida, destacaba los lances de Gaona con el capote a la espalda al toro 3º (Sardinito) pero confundiendo –no fue el único- la suerte de frente por detrás con la suerte que ejecutó Gaona. Eso si, la referencia a Cayetano Sanz era correcta pues Gaona había aprendido esos lances de Ojitos.

La polémica estaba servida pues como ya hemos dicho el nombrecito se prestaba a ella, máxime cuando Gaona tuvo la humorada de ir practicando en sus distintas actuaciones las dos suertes en liza, citando con el capote a la espalda  ora de cara al toro, ora de espaldas a este, según se terciase .

Gaona- de frente por detras (Madrid) 001

Gaona. Con el capote a la espalda y citando de espaldas al toro

clip_image011

Gaona. Con el capote a la espalda y de cara al toro.

1912-07-03 (Mundo Grafico) Gaona campo frente por detras

Gaona toreando de salón ante unos aficionados, ejecuta y explica la dos suertes con el capote a la espalda que heredó de Cayetano vía Ojitos.

Un inciso.

Si bien Gaona encadenaba varios lances seguidos de una de las formas vistas (bien de espaldas o bien de cara al toro), otras veces los combinaba alternando unos pases con otros.

Así lo explicaba un artículo de Samuel Tena Lacen publicado en “Respetable Público” en 1911. Decía este autor que Gaona comenzaba por el lance “de frente por detrás a la derecha” (el de Cayetano), al que seguía un lance “de frente por detrás a la izquierda” (el de espaldas) para rematar con una larga.

El artículo hacía referencia al grabado de Perea, pero Tena Lacen creía reconocer, en él torero dibujado, el estilo e ingenio del ingenioso Curro Cúchares, no el del elegante Cayetano Sanz.

Lo mejor es que lo ilustraba con estas tres imágenes.

clip_image012

clip_image013

clip_image014

La secuencia de un cite al costado (pues el cuerpo del torero está hacia los adentros) para un por un lado y el siguiente por el otro lado, siempre con el capote a la espalda, serviría para explicar el nombre utilizado por Perea.

Robert Ryan (que no cita la fuente) afirma que el quite clásico de Cayetano Sanz era aún más complejo pues lo componían cuatro suertes diferentes: Un medio farol para echarse el capote a la espalda, la suerte de espaldas de Hillo, la suerte al costado con el capote por detrás y un recorte al molinete. Todo seguido. Casi lo mismo que decía Tena Lancen aunque invirtiendo el orden de los capotazos por la espalda.

 

En este video homenaje de Dinastía Arruza podemos ver a Gaona interpretando las gaoneras en serie. El detalle es como se echa el capote a la espalda con el medio farol al que hace referencia Robert Ryan después de una verónica y sin solución de continuidad.

 

A la vista del artículo de Tena Lacen y de las imágenes publicadas por este escritor, todo quedaba mucho más claro y el nombre dado por Perea al cite de Cayetano empezaba a tener una explicación lógica.

Sin embargo, este artículo pasó desapercibido y la polémica sobre que término debía emplearse continuaba, por lo que pronto salieron a la palestra los críticos más ocurrentes, como el gallista “Don Pío”, rectificando errores y proponiendo, ante el galimatías formado, llamar “gaoneras” a la (nueva) suerte que había traído Gaona.

Lo cosa tenía lógica e hizo fortuna. Lo malo es que, en este mundillo, tener razón no trae cuenta pues a “Don Pío” le replicaron vehementemente y le acusaron de todo.

clip_image015

Otro secundario, pero menos lujoso, Maximiliano Clavo “Corinto y Oro” (a quien vemos disfrazado de torero). Uno de los más exaltados detractores de la propuesta de Don Pío porque –según él-“ ¿para que complicar con nuevos nombrecitos unas suertes tan antiguas como “la sopa de ajo” y que estaban tan claras (sic)?” Para colmo, el peleón de Maximiliano confundía los nombres de ambas suertes en un artículo publicado en Sol y Sombra.

 

clip_image016

De frente por detrás. ¿Cual es la buena?

 

Final. Caída del telón. Deshaciendo entuertos

Cuando los pases se dan con el capote a la espalda y citando de espaldas (ya sean sueltos o en tandas) se deben llamar “de frente por detrás” 

clip_image017

Don Manuel Mejías Rapela “Bienvenida” en Madrid en 1905. El Papa Negro cita a un novillo de Pablo-Romero, que viene arrancado (¿o quizás, gazapeando?) en la “suerte de frente por detrás (a la izquierda)” o “suerte de espaldas” o “suerte a la aragonesa”. Una suerte que hoy sólo se practica en los galleos del tercio de varas para llevar al toro al caballo.

Pero cuando, con el capote a la espalda, el cite se hace con el cuerpo de frente no de espaldas al toro, lo que es una variante del “lance al costado” iniciada por Cayetano Sanz y que acabó por definir Gaona, debe llamarse “gaonera” pues la denominación “de frente por detrás (a la derecha)” induce a confusión.

1916-06-07 (p. 20 TyT) Gaona de frente por detras (¿)

Gaona en 1916 con un toro de Saltillo en Barcelona (en corrida de 9 toros para tres diestros: Él, Gallito y Ballesteros), toreando en la (impropiamente) llamada “suerte de frente por detrás (a la derecha)”. En realidad ejecuta su versión personal (vía Ojitos) de la “suerte al costado con el capote a la espalda” de Cayetano Sanz. Lo mejor es llamarlo “gaonera”  para evitar confusiones y, sobre todo, porque de paso, con ello, recordamos y rendimos homenaje al gran y elegante torero mexicano.

Sin embargo, el quite de Cayetano, que también recuperó Gaona y que hoy duerme en el olvido más absoluto, donde se alternan, con el capote a la espalda, capotazos por uno y otro pitón, explicaría y justificaría el uso de la misma expresión (“de frente por detrás”) para dos suertes distintas.

Este último lance (o sucesión de lances) se encuentra desde hace mucho tiempo en desuso, no así la gaonera que cuenta con máxima vitalidad y magníficos intérpretes. 

Gaonera de Luis Miguel Dominguin 001

La “gaonera” interpretada por Luis Miguel Dominguín. Quietud y verticalidad.

Epílogo con moraleja

Digan lo que digan, el toreo lo hacen (lo sueñan) los toreros quienes lo reinventan continuamente. A veces, delante de nuestras propias narices, aunque nosotros no nos demos cuenta.

clip_image020

El toreo se reinventa continuamente…cuando hay toreros con capacidad para ello. En la foto de José Ramón Lozano, “gaonera” de José Tomás quien en Valencia, el pasado año, reinventaba el lance de Cayetano Sanz, citando al toro de frente y con el capote a la espalda pero con el compás muy abierto. Tres toreros en la plaza y en un solo lance: Cayetano Sanz, Rodolfo Gaona y José Tomás.

14 comentarios:

Xavier González Fisher dijo...

José: Y con Gaona, "hay más". Intentó una suerte similar a la gaonera con la muleta, llamada el "Pase del Centenario", quizás por haberla sacado en 1910, año precisamente del centenario de la Independencia de México.

Una referencia a esa suerte, aquí:
http://gaoneras.blogspot.mx/2010/11/el-pase-del-centenario.html

Saludos.

Jose Morente dijo...

Xavier:

En efecto. Ese pase que los críticos relacionan con la Manoletina o la arruzina pero que tiene su entronque en la gaonera fue creado por Gaona pra conmemorar el Centenario (de ahí su nombre) de la Revolución Mexicana.

¡Qué gran torero tuvo que ser Gaona!

Un abrazo y feliz año


Vazqueño dijo...

Ojalá se diera que algún torero rescatara del baúl la suerte de frente por detrás original para deleite de unos cuantos...

Un abrazo, feliz año 2013 y mucha salud.

Jose Morente dijo...

Vazqueño:

Pues eso mismo estaba pensando yo..

Un abrazo y feliz año

domi dijo...

se puede estar mas torero que gaona dando ese lance en la plaza del toreo?

Gil de O. dijo...

José buen amigo:
Creo que debes publicar la foto que te envié de Manolo Chaves. Con ello Vazqueño, se convencería de que la suerte sigue viva; y el "domi", de que se puede estar más torero aún que Gaona.

Suelto mis cositas a cuentagotas. Este es uno de mis lugares predilectos, hoy por hoy.

Saludos de Gil de O.

Jesús Fdez. dijo...

Excelente articulo amigo José.
Saludos:

Jose Morente dijo...

Gil de O.:

Le he enviado la foto a Vazqueño vía twitter.

No obstante, cuando el dice que hay que recuperarla se refiere (creo) a la suerte de frente por detrás y no a la gaonera. En cualquier caso, la foto es espectacular. Gracias por el envío.

Otro tema. Lo de más torero que Gaona. Yo sólo diría "tan" torero como Gaona.

Un cordial saludo

domi dijo...

He podido ver las imagenes de la faena de Gaona en la plaza de el toreo en Mexico...gracias a este blog maravilloso,que para los jovenes aficionados se debe convertir en imprescindible.

Jose Morente dijo...

Jesús Fernández

Muchas gracias y un fuerte abrazo

domi dijo...

Muy buena....pero aun me gusta mas la de Alberto Balderas.

Vazqueño dijo...

En efecto, hablaba de la suerte primogénita, la gaonera, hogaño sigue gozando de buena salud, afortunadamente.

Saludos

Gil de O. dijo...

REFLEXIONES:
Lo de Gaona en Barcelona con el Saltillo, ni es "gaonera" ni de "frente por detrás"; se trata de un trapazo -aguantó lo suyo- en el que las esclavinas se le vinieron hacia adelante al ejecutar violento, con tal tensión que la rigidez del lance lo convierte en "antitoreo" (recordemos que ya se estaba toreando; y no solo por José, que Florentino Ballesteros era alguién muy importante -según mi Pipo- ¡ay Ballesteros si no se hubiera ido tan "trempano"! Y aquí un "ronquío" jaenero.

La foto de Balderas es muy buena, personalmente la tenía en mis archivos como la mejor en cuanto a testimonio fotográfic; más la síntesis de la Gaonera, con permiso de Manolete, es propiedad Manolo Chaves.

Saludos de Gil de O.

P/D Para todo en el Toreo hay que pedirle permiso a Don Manuel Rodriguez. Hasta para lo malo.

Jose Morente dijo...

Gil de O:

Como usted dice, Gaona "aguanto lo suyo" en la foto de Barcelona. Ahí creo que está el mérito de esta suerte donde el cuerpo va delante del capote y no al revés que es lo habitual.

Ballesteros es otro diestro cuyos fotos (que algún día traeremos al blog) la hacen justicia. Muy elegante. Lástima la "corná" en el pecho.

La de Balderas excepcional. Igual que la de Manolo Chaves que da la impresión (a mí) de que no hay nada más allá.

Eso sí, diré como usted, que con permiso de Manolete.

Un cordial saludo

PD: Me encanta su frase final. "Hasta para lo malo hay que pedir permiso al diestro de Córdoba"